Opinión Nacional

La oposición llama a Míster Músculo

Me dice un amigo publicista que a la campaña electoral opositora le ha faltado una USP, la siglas en inglés de promesa única de venta. Dicho sea de paso, es insólito que carezcan de semejante artefacto, ya que cuentan en sus filas con las mejores agencias publicitarias y los más destacados expertos en el arte de mercadear hielo en los polos.

Mi amigo dice que el problema ha sido que van de un tema a otro y ninguno les permite ofrecer algo medianamente creíble. Hasta hace un par de meses, el punto central era que el rrrrégimen le vendía alimentos descompuestos al pobre pueblo pobre. La denuncia parecía suficiente para ganar unas elecciones. Pero, a pesar de lo perverso que luce esto de dar comida podrida a la gente humilde, la oposición no logró montar una Unique Selling Proposition que luciera comprable. Algo como, por ejemplo, nosotros sí les vamos a dar alimentos en buen estado y a bajo costo. «Sí, Luis», piensa el usuario común de Pdval o Mercal. Y eso que en el mundo publicitario la fantasía es moneda corriente. Por ejemplo, usted, señora, ¿cuando está lavando unos platos grasientos, espera que se le aparezca Míster Músculo… No, verdad?… y, sin embargo, va y compra la marca.

El especialista me comenta que luego, por artes de los curas (los publicistas más antiguos y ladinos del mundo), la cuestión medular pasó a ser la controversia ideológica entre «el mundo libre» y el comunismo, un punto jugosísimo del que la publicidad estadounidense ha vivido por siempre. Le confiaron el cargo de director creativo al cardenal Urosa y él -bendita alma de Dios- hizo lo que pudo. Pero, ocurrió otra vez lo mismo: está bien, no queremos ser comunistas, pero ¿qué nos ofrecen ustedes, ah, ah, ah? Ni locos que fueran para decírtelo, caballo.

Así llegamos a la etapa actual en la que el gran issue de campaña es la violencia criminal. Como suele ocurrir, el hecho en sí resulta incuestionable: es horrible que haya tantos homicidios en nuestras ciudades; es una vergüenza que después del trauma del asesinato de un pariente, tenga uno que sufrir las vejaciones de una mala morgue. Pero, de nuevo, volvemos a lo mismo: ¿qué promete la oposición que no sea desmentido por recuerdos de cuando fueron gobierno, hace 11 años y piquito y durante las cuatro décadas anteriores? ¿Puede alguien del antichavismo negar que en la IV República te mataban por un par de zapatos de marca? ¿Puede algún contrarrevolucionario afirmar que nuestras morgues de antes se parecían a las de CSI New York? ¿Hay alguien en este país de buenas gentes que crea que la oposición tiene una solución para la delincuencia? Bueno, sí hay: los mismos que creen que fregar es oficio de superhéroes.

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba