Opinión Nacional

La paranoia del fraude

En algunos sectores de la oposición son constantes los planteamientos de fraude por parte del CNE en la próxima elección presidencial. Cualquier noticia que llegue por Internet y que se refiera a un supuesto fraude es difundida a través de infinitas listas de correo, tan pronto como se reciben, sin detenerse a indagar lo de cierto que puedan tener las denuncias.

Recientemente recibí un mensaje por correo electrónico con imágenes cinco de cédulas de identidad, con distintos números, con la misma fotografía de una persona —cuyo verdadero nombre se ignora— con la misma fecha de nacimiento (24-06-74), con el mismo estado civil (soltero) y con la misma huella dactilar (que cualquiera distingue como igual sin ser experto en dactilografía) y la misma fecha de expedición y vencimiento de la cédula (18-02-06 y 02-2016). Lo único que varía en las cinco cédulas de identidad son los número de cédula y los nombres de los titulares. Tenemos así los siguientes datos:

  1. Cédula nº V 9.985.836 – Apellidos: MARIÑO TORRES – Nombre: JOSE ALBERTO.
  2. Cédula nº V 9.615 – Apellidos: TORREALBA MENDEZ – Nombres: PATRICI ANTONIO,
  3. Cédula nº V 6.554.254  – Apellidos: TINEO MUÑOS – Nombres: GUSTAVO JOSE.
  4. Cédula nº V 29.34058 (sic) – Apellidos: ALESSANDRO PEÑA – Nombres: JOSE ALBERTO.
  5. Cédula nº V 6.912.374 – Apellidos: VELUTINI TORRES – Nombre: Emilio Alberto

Junto con el mensaje venía la siguiente advertencia: “Ciudadano “DELINCUENTE ELECTORAL  Es votante en 5 Mesas de Votación, presuntamente forma parte de una OPERACIÓN REELECCIÓN INDEFINIDA, con base en la ONIDEX, CNE, y PSUV. La operación cuenta con más de 500.000 multicedulados que garantizan ‘mínimo’ 2.000.000 de votos fraudulentos.

También venía un cuadro con el siguiente texto: “DENUNCIA – SOLIDARIDAD INDEPENDIENTE (supuesto logotipo) – Ante Fiscalía General de la República y el Consejo Nacional Electoral – Venezuela, 03/02/2009”.

Inmediatamente me di cuenta de que se trataba de un montaje malicioso, seguramente para convencer a muchos de la inutilidad de votar ante un fraude tan descarado. El montaje es sumamente fácil de hacer: basta con digitalizar una cédula con un scanner a colores y después alterarla varias veces con una aplicación como Adobe Photoshop y reproducirla a colores.

Me tomé la molestia de consultar el REP del CNE para saber a quienes correspondían los cinco números de cédula y en qué Centro de Votación les correspondía votar. Esto fue lo que hallé:

  • Cédula nº  V 9.615.584 (supuestamente de Patrici Torrealba Méndez): corresponde  a PATRICIA TORREALBA GARMENDIA a quien  le corresponde votar en el Club Lagunita, El Hatillo, en la mesa nº 6.
  • Cédula nº V 6554254 (supuestamente de  Gustavo Tineo Muños) corresponde a MARCEL ERMINY CASTILLO a quien le corresponde votar en el Consulado de Houston, Texas, Estados Unidos.
  • Cédula nº V 6.912.374 (supuestamente de Emilio Alberto Velutini Torres) corresponde a EMILIO HORACIO VLUTINI VELUTINI a quien le corresponde votar en el Instituto Cumbres de Curumo, en la Urbanización San Luis, El Cafetal,  Municipio Baruta del Estado Miranda.
  • Cédula nº V 9.965.836 (supuestamente de José Alberto Mariño Torres) corresponde a MASSIMO DE LUCA PACELLI, a quien le corresponde votar en el Instituto Nacional de Nutrición, Sector Quinta Crespo, Pq. San Juan, Dtto. Capital.
  • Cédula de identidad nº V 29.340658 (supuestamente de José Alberto Alessandro Peña, no aparece en el REP

Como bien se observa estamos ante un claro timo con muy malas intenciones. Quienes reciban este tipo de denuncias deben investigar el grado de seriedad  que puedan tener antes de reenviarlas a largas listas creando un pánico que perjudica la intención de votar de quienes son mayoría y esperan un cambio en la conducción del país que hay que buscar por vía electoral.

No hace mucho se regó una denuncia alegando la existencia de muchos electores con el apellido BATMAN, sin tomar cuenta que ese sí es un apellido cuya existencia se puede verificar en Internet.

Lo que sí hay que regar profusamente es que el voto es secreto y que no hay forma de que el CNE, el gobierno y el PSUV puedan saber por quien está votando alguien. Los intentos de fraude a la hora de votar se eliminan con la presencia de miembros de mesa y testigos en todas y cada una de las mesas de votación del país.

No hay duda de que en el CNE hay una mayoría de rectores partidarios del gobierno y que ellos hacen lo posible por darle mejor tratamiento al candidato oficialista que a el de la oposición pero no creo que estén dispuestos a alterar unos resultados que no pueden modificar fraudulentamente.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba