Opinión Nacional

La pegada de Capriles

Decía Henrique Capriles desde su cierre de campaña en el estado Barinas, cuna del Presidente Saliente: “quien nada hizo por su tierra no merece seguir gobernándola”. Esta frase se enterró cual puñal, en el discurso de quienes quieren seguir en el poder por años y años. La arremetida fue inmediata en los programas de opinión del Sistema Nacional de Medios Públicos, la mega red televisiva del chavismo, mostrando desespero y “piquiña”.

Un valor negativo para el enfermo candidato del PSUV, es que él mismo es el loro repetidor de todo lo que Capriles exclama en sus denuncias, agregando ganancia al impacto social que pueden tener las de por si bien diseñadas palabras del candidato de la democracia.

Es lamentable para el oficialismo que luego de tanto esfuerzo por desbancar el erario público y querer legalizar a Venezuela como colonia Cubana, se desmorone esta ambición por los sueños de un país que se niega a seguir hundido en la inseguridad y el estancamiento económico.

El discurso de Capriles ha continuado en un indetenible ascenso y proyección de las soluciones a los problemas de los ciudadanos, propuestas por los equipos de políticos, independientes, artistas, profesionales y notables que conforman las mesas de trabajo del plan de gobierno del Progreso.

En un uso bien eficaz y puntual de las palabras, Capriles ha atinado en el público con pasajes bíblicos, experiencias de sus giras y testimonios escuchados en el contacto directo permanente con el elector. Ciertamente, esto enriquece su léxico al punto de tener dos meses diferenciándose de su retador por un elemento decisivo en el discurso político: la emoción.

La perorata del enfermo Presidente es un sinfín de insultos y canticos cubanos, mientras hoy en día la frase “Hay Un Camino” y el mensaje de Henrique Capriles, funcionan como conector entre el pueblo venezolano y la esperanza de salir de Chávez. Se despertaron las ganas de cambiar de gobierno y el viento sopla en contra del continuismo. Ya la gorra de Venezuela, esa que tanto atacó el CNE, no es un símbolo de venezolanidad, sino que trascendió hasta convertirse en un estandarte de la batalla contra el miedo y rebeldía.

La opción democrática ha mejorado a tal punto que sectores radicales del PSUV reconocen el repunte de “El Flaco”, sin embargo confían en “sus bases” para ganar. Esa plataforma en la cual el chavismo apuesta todo, y que tiene años siendo socavada por el trabajo social de la oposición, son los beneficiaros de las misiones del gobierno que vieron como en 14 años nacieron docenas de programas sin mantenerse uno a flote por la negligencia y la politiquería.

De tal manera que el 7 de octubre representará para la historia continental, un escenario para el estudio y el análisis a futuro, digno de documentar y archivar.

Estamos convencidos del triunfo del Progreso sobre Chávez. Tantos males en la nación no pueden concluir en la ratificación de un modelo inservible y peligroso para el mundo. Todos queremos paz y bienestar. De eso se han hecho eco las regiones de Venezuela y seremos participantes de un proceso que resumirá la victoria de David sobre Goliat.

 

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba