Opinión Nacional

La pesadilla Venezuela

Las palabras del amigo Federico Gómez Sandoval invitan a la reflexión: yo quisiera tener la Venezuela de hace algunos años. Deseo que nos devuelvan el país capaz de tener esperanzas y espacios para la convivencia y el disentimiento. Ahora nos dicen que aquello se acabó porque era y es contrarrevolucionario y que sólo vale la revolución, que hasta hoy se traduce en hacer de las divisiones planteadas en nuestra estructura social y económica, un foco de creciente enfrentamiento que no produce ningún beneficio a la sociedad, y que sólo nos sitúa frente al odio. Y esto es algo que, al menos yo, con casi 70 años, no conocía. Aquí ha habido diferencias por posiciones políticas e ideológicas, pero no por choques personales o grupales. Y esto es lo que existe hoy: un odio que nos envuelve y ciega. Yo, por mi formación político-ideológica, humana y religiosa, nunca había sentido odio por nadie. Pero hoy, y es algo que me alarma, he llegado a sentir odio, desprecio, repulsión.

Un saco lleno de odios y miserias

¿Y cómo es que llegamos a esta situación? Aquí se está atendiendo más a las pasiones que ha desatado la locura que tenemos hoy como gobierno que a cualquier otra expresión de racionalidad. Vivimos en un clima de tensión, angustia y padecimientos materialmente inaguantables. Yo no recuerdo algo igual. Por todo esto digo es que quiero que vuelva la Venezuela nuestra, la que nos pertenece y que desaparezca ésta que nos quieren vender como revolucionaria, nueva, mejor y bonita, y que en la práctica no es más que un saco lleno de odios y miserias. Y no es que esté defendiendo la vieja y corrupta política. Sólo digo que nadie me puede demostrar que esto es mejor que aquello. Hoy ni siquiera hay la más elemental tolerancia. Hicieron de Venezuela un país en el cual no se puede ya vivir. Por ello no me canso de añorar aquella Venezuela donde todos cabíamos.

Los odios no tienen capacidad de trascendencia

Nuestro comentario fue inmediato. Este es un expaís de larga data, empeñado, sin embargo, en ahondar en sus insuficiencias, carencias y limitaciones. Hoy, el nuevo discurso ha hecho aflorar la parte irracional de una contienda que lleva más de 500 años, sin que de verdad, los históricamente afectados, el colectivo-explotado, haya podido asumir el papel protagónico que le corresponde en la construcción de una sociedad, donde se impongan los valores del trabajo, la creación, el bienestar y la vida compartida. En este sentido, se impone precisar que lo importante es promover la lucha social en términos de la clase y no en los límites de la conformación y desarrollo de odios que no tienen ninguna capacidad, fuerza o contenido para alcanzar cambios reales ni posibilidad de trascendencia. El odio que se consume en sí mismo forma parte expresa de la insuficiencia o vacío que caracteriza esta sociedad.

La historia como sucesión de pesadillas

En sentido general se dice que este expaís comenzará a mejorar el día en que se produzca el fin de la ‘pesadilla chavista’. Hemos dicho antes que esta consideración no se ajusta a la verdad. Se depuso el régimen puntofijista porque estaba ‘podrido’. Era decadente e inservible. Y de aquellas pesadillas nace la actual. ¿Qué garantiza entonces que estamos en el punto de rompimiento de la pesadilla Venezuela para dar paso a un estadio diferente en el cual se puede pensar y procurar la realización de los venezolanos? ¿Qué contenidos refiere el proyecto de la nueva Venezuela presentada por la Coordinadora Democrática (CD)? Hasta el presente esa institución se limita a ofrecer lo contrario a lo que considera inservible. Vendrá entonces la verdadera democracia. Al fin, el protagonismo del pueblo. Empleo, salud, educación, alimentación, para todos los venezolanos. Esta es la generalidad que han ofrecido todos los gobiernos.

¿Un nuevo héroe-caudillo para la misma pesadilla?

¿Quiénes y cómo se construirá la nueva Venezuela? ¿Se levantará en base al trajinado esquema del héroe-caudillo? ¿Cuál será el papel-ubicación del colectivo social que no ha tenido protagonismo ni ha sido considerado como agente o sujeto de la historia? ¿Seguirá rigiendo hoy aquí la historia del hombre salvador con la bendición de los dioses de siempre? ¿Se persistirá en este camino de atraso y perversión? Si aquí lo que se plantea en esta dura y terrible hora es cambiar a estos señores por otros, y además ejercer todas las retaliaciones que siguen a las cosechas de odios, con toda seguridad a la vuelta de meses estaremos estudiando la manera de salir de la nueva pesadilla que nos impusimos en ‘libérrimos comicios’.

Este expaís bajó su santamaría hacie tiempo

A esta hora luce como innecesario evidenciar los elementos demostrativos de la descomposición de este gobierno. En principio no hay razón para que se sostenga. El nivel de inestabilidad e ingobernabilidad es de alta elevación. La crisis económica es galopante. Escucharle al Vice-Finanzas afirmar que de no hacerse la colocación directa y a dedo de los bonos de la deuda, se habría tenido que cerrar el país, es más que suficiente evidencia. Y mientras se logra la nueva deuda por 9 mil millones de dólares, habrá que seguir por caminos que, aún criticados, permitan mantener arriba las santamarías de este expais. Pero ¿qué ocurre si el precio del crudo está por encima de lo calculado en el presupuesto vigente? ¿Cómo se explica que cuando se tiene más ingresos, el gobierno imponga los más duros impuestos? ¿Qué ocurriría ante una caída brusca de los precios petroleros? ¿Se mataría de hambre con mayor celeridad a las mayorías para salvar la democracia?

El gobierno no tiene calles ni recursos

Al lado de esta crisis están las demás: la social que tiene en todas las miserias su máxima expresión. La militar que presenta una institución enfrentada, dividida y en vías de anarquización y desmantelamiento. Se trata además de una crisis que determina una considerable falta de piso político-partidista, ideológico, militar y social. No es verdad que el gobierno cuente con la calle ni con recursos suficientes para garantizar su pervivencia, como afirma el jefe de los comandos revolucionarios (Globovisión, 05-09-02). Paradójicamente altos ingresos definen un gran déficit fiscal.

La corrupción invierte en su «revolución»

Y la razón del fenómeno es muy sencilla: la corrupción no alcanzó antes los niveles actuales. Y estamos además ante una ‘revolución’ que se ha desarrollado y mantenido a punta de la inversión que en la misma hace el ejecutivo nacional. El pago de 160 mil bolívares a cada «funcionario» de los Círculos Bolivarianos y el gasto en todas las acciones y repartos que impone la línea y comportamiento populista-demagógico, significa una altíima inversión que si se suma al robo directo, da un producto financieramente catastrófico. En este contexto se inscribe, por ejemplo, el caso de los 2.3 billones del FIEM desviados hacia gastos hasta hoy no demostrados ni especificados. En definitiva, las posibilidades de estabilidad son materialmente inexistentes.

El verdadero sostén de este gobierno está en la oposición»

Y entonces ¿por qué no cae este gobierno? En realidad, su punto de apoyo no está en las FA, en los partidos de gobierno, el poder mediático, el movimiento sindical, gremios, instituciones científicas, culturales y educativas, la banca, la industria, el comercio, el Departamento de Estado norteamericano. El sostén de este gobierno está en la oposición, en la Coordinadora Democrática, dividida, sin programa, con su confederación de caudillos dispuestos a asumir el rol protagónico para desplazar al héroe de Sabaneta. Chávez cuenta hoy con el apoyo de esta flamante oposición que, en anarquía, improvisación, personalismo, aventurerismo, demagogia, atraso, pragmatismo, desconocimiento de Venezuela, deformación política e ideológica, capacidad para planificar y emprender la burla de las mayorías, no tiene nada que envidiarle a las fuerzas chavistas. Por ello, cuando se refiere la llamada salida institucional a la crisis, no se puede menos que dudar de las posibilidades de esa oposición para transitar por este camino.

Gobierno y oposición se asemejan

En sentido estricto, su identificación con los contenidos, procedimientos y políticas gubernamentales es asombrosa e indesmentible. Y esto, a pesar de contar con un aliado permanente que es la torpeza grandilocuente de un gobierno que en su suma de crisis hace de las mujeres pilares fundamentales del protagonismo político y de los militares exponentes de la más profunda decadencia, tal y como lo evidencia la reciente actuación del Gral Luis Felipe Acosta Carles ante las mujeres de Carabobo y Aragua. Ver al alto oficial lanzándole flores a las damas ofendidas, pidiéndole a la esposa que le recogiera las pantaletas que le lanzaban, y declarar al mismo tiempo que volvería a actuar de la misma manera, es decir que volvería a agredirlas, es algo que apena y avergüenza. Una clara evidencia de la sobredecadencia que padecemos.

Nadie quiere en verdad cuestionar los viejos y gastados esquemas de fracaso

Lo mismo ocurre con el espectáculo de los Consejos de Investigación para tratar de «depurar de golpistas» a unas fuerzas armadas convertidas por el mero instinto de conservación en golpistas. O el espectáculo económico, con la aplicación más cruda, directa y vergonzante de un esquema neoliberal puro y salvaje, mientras el ‘jefe único’ va al foro de Johannesburgo a denunciar ese neoliberalismo salvaje como causa de todos los males de la humanidad. Todo esto expresa el nivel de la gran crisis social-nacional que padecemos. Y aún así, esta oposición hoy no tiene claridad sobre los pasos a dar para enfrentar este monstruo en funciones de gobierno. Por ello, unos dicen referendo revocatorio, otros referendo consultivo, enmienda, adelanto de elecciones, período completo, diálogo, rectificación. El caso de la enmienda pone al descubierto la similitud entre las dos partes: recorte del período y doble vuelta para montar al nuevo caudillo lo antes posible. Nadie está interesado en cuestionar el viejo y fracasado esquema. ¿Por qué no proponer la eliminación de la figura presidencial y la creación de un Consejo Federal de Gobierno cuyas funciones y reglamentación habría que discutir con el colectivo nacional? Mientras no se afirme una nueva perspectiva histórica y se adelanten e instrumenten procedimientos de contenido distinto, el camino quedará abierto para todas las violencias-pesadillas.

Insistiendo

—Hasta el encaje legal será convertido en bonos para mantener abierta la pulpería Venezuela. —En el gobierno hay dos gobiernos. El neoliberal salvaje que gobierna y el revolucionario que denuncia las maldades del neoliberalismo. — Rafael Simón Jiménez dijo que con la ‘Tripartita’ quedará al descubierto quienes son los democrátas y quienes los radicalfundamentalistas. (EU,06-09-02, p.1-8). ¿Y? — El espectáculo de Los Próceres para impedirle el paso a una cincuentena de personas, en su mayoría mujeres, con más de 200 soldados, recuerda la vocación policial-dictatorial..— Ahora resulta que el ‘jefe único’ se considera el ‘Nuevo Líder del Tercer Mundo» (como aquel en su tiempo) pero nadie en Johannesburgo le paró bola con la proposición del Fondo Humanitario. —Una parte de la dividida CD propondrá en la Tripartita la salida electoral inmediata. —Todavía hay quienes creen que el chavismo es capaz de entregar por las buenas y que aquí no habrá violencia. Aquí la violencia ya comenzó y, desgraciadamente, crecerá.

—El Gral Cruz Weffer afirma (UR,05-09-02) que desde hace un año la Policía Militar, por orden presidencial, se está capacitando para reprimir alteraciones del orden público. Es decir, que desde hace tiempo el ‘taita’ tiene conciencia de la necesidad de la represión. — ¿Y habrá que admitir que los comacates pertenecen al pasado y que el gobierno controla los cuarteles? Si es así, ¿por qué tanta desesperación por los Consejos de Investigación? — Para el vicepresidente hay una crisis económica importante, pero el pueblo excluye el salto al vacío y por ello aquí no habrá explosión social (EU, 06-09-02, 1-8) Mayor simplismo, imposible. — Este se ha convertido en el gobierno más criminal de la historia de este expaís. Día a día se aplica la pena de muerte disfrazada de enfrentamiento y ajuste de cuenta. Sin embargo es tal la incapacidad que crece la inseguridad. — Para VenAmCham … «resulta difícil distinguir entre el hampa común y el activismo político de ciertas tendencias.» ¿Se referirá al talirradicalismo? — Para Otto Reich esto va hacia el autoritarismo y eso no lo pueden apoyar. ¿Elecciones ya? — Ahora resulta que el gordo Marín (AD) y el cura calderón (COPEI) militan en el radicalismo y quieren arrancar de cuajo al chavitalibanismo.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba