Opinión Nacional

La política como el arte superior de la hipocresía

Define el diccionario hipocresía como: fingimiento y apariencia de cualidades o sentimientos contrarios a los que verdaderamente se tienen o experimentan.Si aceptamos como válida esta definición, la actual campaña electoral esta repleta de este vicio que según Esquilo era el más vergonzoso de todos.

Vamos a empezar analizando a algunos personajes de la oposición tradicional. Estos, viejos zorros de la política y del arte del enganõ, prefieren quedarse callados aunque estén convencidos de que Chávez está llevando el país a la ruina. Para ellos esto es su mejor opción de retornar a figurar en el escenario político. Si la revolución fracasa entonces vendrá la restauración del antiguo régimen. Estos políticos de viejo cuño creen que son la reencarnación de Luis XVIII de Francia.

Otros como Carlos Andrés Pérez prefieren confundir diciendo que si bien los dos candidatos son malos, me refiero a los ex golpistas, uno es menos malo que el otro. Pero en el fondo eso lo que quiere decir ni lo uno ni lo otro sino mas bien lo contrario. Pérez a su manera sueña con su retorno después de que el fracaso de la “ revolución” haga necesario un golpe que en fin de cuentas lo reivindique.

Chávez y Arías proclaman una antigua amistad que ambos saben que no existe desde el día en que el primero fracaso en su misión de tomar Miraflores y llamó a Urdaneta a rendirse con aquella frase famosa del “por ahora” entonada con esa voz de locutor adiestrado que el tiene y vistiendo un uniforme impecable que no dejaba la menor muestra de haber combatido.

Hipócrita máximo es Miquilena quién sabe a donde vamos y finge ser un patriarca democrático. Hipocresía suprema es la de Rangel cada vez que reafirma que no existe presión sobre los medios de comunicación social. Hipocresía es la de Aristóbulo que sostiene – es verdad- con menguado fervor a Chávez.

Hipocresía abunda en el alto mando militar que finge estar unidos y sumisos al Presidente de la República. Hipocresía de marca mayor es la de Alfredo Peña quien todos sabemos que al obtener la Alcaldía Mayor dará el gran viraje que dejará al gran timonel en la estacada.

Hipocresía es la respuesta que le dan los venezolanos a las encuestadoras cuando más de un noventa por ciento responde que va a ir a votar.

Por eso quiero concluir esta breve reflexión con una de las máximas de La Rochefoucauld “ Estamos tan habituados a ser hipócritas con los demás, que acabamos por ser hipócritas con nosotros mismos.”

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba