Opinión Nacional

La presidencia de Diosdado Cabello

Su figura de ‘ojos bonitos’ debe quedar registrada en la galería que guarda las fotografías de los Presidentes de la República. Y en este caso con mucha más razón. Porque en su magistratura se comportó con una gran fidelidad al nuevo Padre de la Patria. En este momento está siendo muy atacado, pero él cuenta con todo mi respaldo. Estas son palabras del GP, el 13-04-08, a la hora de la culminación de la nueva ‘Semana de la Patria’, en la Ave. Urdaneta.

En principio este es un discurso que parece descolgado, sin sentido y muy difícil para la comprensión de quien no esté inmerso en el vaivén de la politiquería. Al momento del reclamo por los resultados del 02D-07 Diosdado es uno de los grandes acusados. En su estado fue derrotado el ‘Sí’ y aún resuena la queja del ‘jefe único’: ustedes, los que se quedaron en sus casas son los responsables de lo que nos pasó.

De inmediato la medida del desquite: se le concede el sobreseimiento a Enrique Mendoza para que le haga frente a Diosdado en su intento de reelección. Así opera la implosión. La lucha es a cuchillo.

Pero tal vez hubo quien informó que por este camino el proceso se seguiría hundiendo, dada la multiplicación de los enfrentamientos. Por ello se va hacia el diálogo con mira al entendimiento que permita cerrar filas con la defensa del régimen. Son muchas las armas que apuntan hacía el proyecto bolivariano.

La única manera de lograr la supervivencia es con una gran alianza entre sectores que tienen alguna afinidad: chavismo y diosdadismo. Una unidad impulsada por los radicales y otros grupos que cada día se convierten en un problema mayor. Por esto la acción desesperada y no medida en sus efectos.

Cuando el GP manda a abrirle espacio a la ‘figura histórica’ de Cabello y se explaya en elogios vende un mensaje: unidos somos invencibles y garantizamos la estabilidad, gobernabilidad y avance de la ‘revolución a paso de vencedores’. No importa que aumente la confusión y que su propio testimonio contribuya a evidenciar las falsedades que ha producido quien conduce hoy este expaís.

Cuando el GP dice que Diosdado fue presidente revive la discusión sobre el vacío de poder ocasionado por su renuncia. Si DC fue juramentado como presidente es porque el titular ya no ocupaba el cargo. Pero si esa presidencia fue de 5 horas ¿comenzó después de la auto-juramentación de Carmona y pocas horas antes del regreso triunfal del GP en la madrugada del 13 para el 14?

Y se supone que si asumió la presidencia tuvo que mediar un acto formal y producir un Acta, ¿dónde está la misma? ¿Y cuándo y cómo fue la trasmisión de la presidencia por parte de DC al GP? ¿O es que Diosdado sigue siendo presidente? ¿Quiere decir, en definitiva, que la aludida presidencia corrobora la renuncia que anunció Lucas Rincón Romero mientras el diario oficial ‘Vea’ las califica como ‘infelices’?

En efecto, al salir en defensa de Isaías Rodríguez ese diario dice: …“Cuando todo parecía ‘legitimar’ el atentado a la Constitución debido a las infelices declaraciones del general Lucas Rincón, la voz del Fiscal por la TV rompió la maniobra”. (Vea, Editorial, 14/04/08, p.07). Maniobró contra el régimen pero todavía hoy ocupa una alta posición en el mismo. Y el GP en ningún momento lo ha atacado como traidor, lacayo, imperialista, oligarca, pitiyanqui, infiltrado.

¿Pero qué quiere lograr el régimen con estos ‘arreglos’ a la historia? ¿Se podrá mejorar de este modo sus relaciones a lo interno en momentos en los cuales recaen las más fuertes acusaciones o cuestionamientos de unos dirigentes contra otros?

En este sentido no puede menos que llamar la atención, por ejemplo, que del asesinato de Danilo Anderson ya en el propio chavismo se inscribe una tendencia que, según Isaías Rodríguez, tiene como propósito señalar que Miraflores tiene que ver con el asunto: La denuncia del fiscal Contreras contra él tienen como objetivo fundamental …“hacer que el gobierno de Chávez aparezca como responsable del asesinato de Anderson.” Y agrega que detrás de esas denuncias están el FBI, la embajada americana y Pablo Medina (Ult. Not., 14/04/08, p.44).

El GP recientemente le dio un espaldarazo a Rodríguez, ahora lo hace con Diosdado Cabello. Pero no puede hacer lo mismo con Lucas Rincón a quien ‘Vea’ acusa de maniobrero o, en otra dimensión, con los radicales del 23 de enero a quienes califica como terroristas. Entre la derecha boliburgueriana y los radicales ‘terroristas’ privilegia los primeros.

Si no están claras las “infelices declaraciones” de Lucas Rincón, tampoco se conoce la obra de gobierno de Diosdado Cabello el 11A pero ambos parecen absolutamente indispensables para la pervivencia del régimen bolivariano. Sin ellos se podrían avivar los tormentos.

Es gente que seguramente tiene información muy importante y comprometedora. Pueden saber, por ejemplo, quién salva a este ex país en ese momento de una situación de tal nivel de inestabilidad y confrontación que habría paralizado la industria petrolera y con ello el suministro de crudo a sus legítimos propietarios.

Se podría pensar que la ‘operación dignidad’ puede tener su dosis de indignidad. El tiempo permitirá corroborar o rechazar esta hipótesis. ¿Estará Diosdado, con todas las fuerzas de que dispone en el campo militar, económico-financiero y político, en vías de obtener una nueva presidencia de la república?

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba