Opinión Nacional

La Procuradora y los Disfraces

En el diario El Universal del domingo 22 de febrero de 2004, en la página 1-5, aparece publicada una (%=Link(«http://www.eluniversal.com/2004/02/22/22105A.shtml»,»entrevista»)%) de la periodista Irma Álvarez con la procuradora general de la República, Marisol Plaza Irigoyen. Allí se citan palabras de quien más que apoderada de la República se destaca como abogada del presidente Chávez: “Súmate es un disfraz de asociación civil”. Como para aclarar esa frase, la representante legal de Hugo Chávez dice que no quiere hacer parangones con el carnaval y añade que su recomendación para el jefe es una sola: “tener presente que detrás de esa careta lo que se oculta es un partido político”. Yo le diría a la mandataria del presidente que hay que tener mucho cuidado con el uso de la metáforas o imágenes. Hablar de las caretas de otros –independientemente de que estemos o no en carnaval– puede tener efecto de retruque. En efecto, con el antifaz de apoderado del Estado puede esconderse el rostro de quien en verdad es fiel servidor del jefe del Estado.

Súmate nunca ha escondido el hecho de que es una asociación civil y de que lo es por ser la mejor forma de defender la democracia objetivamente, sin tener un interés político, sin sesgos. En el Informe que presentó la Comisión Europea de Observación del Procedimiento Referendario de la República Bolivariana de Venezuela, el 12 de diciembre de 2003, se dice, entre otras cosas, lo siguiente:

“Visita a la Asociación SUMATE

Nos reciben María Corina Machado, Ricardo y Luis Enrique Palacios, quienes nos exponen los objetivos y las técnicas utilizadas por su asociación en una presentación computarizada.

Esa organización posee una carta de triunfo por su tecnicismo y su seguridad.

La asociación reagrupa teóricamente todas las tendencias del voluntariado del país. En la práctica, sin embargo, tratándose de la preparación de un referendo revocatorio del Presidente en ejercicio, aparentemente está formada por voluntarios que pertenecen a la Oposición, lo que, si uno se detuviera en esta fase del estudio, acarrearía una legítima sospecha en cuanto a los resultados de su trabajo.

Pero el estudio más a fondo de su actividad y de los métodos conduce a un profundo respeto de los trabajos ejecutados y a una conclusión de total neutralidad en cuanto a los resultados obtenidos, por el hecho de la técnica utilizada.

Se trata, para esa asociación, de recuperar las planillas de firmas en función de cada Centro, de verificar la calidad de los documentos y su origen, las referencias a su estado civil, su firma, de almacenar todos esos datos, digitalizando incluso las huellas para el caso de objeción, para luego transmitir los datos al CNE contra acuse de recibo de la copia de sus trabajos.

Puede calificarse el procedimiento utilizado como más que serio, realizado con un rigor extremo, cercano a los procedimientos ISO. Los sistemas de dobles controles de todos los datos incorporados en computador, los procedimientos de seguridad de los documentos originales y las copias, la verificación de las entidades mediante un procedimiento escrito y detallado, el registro, las instalaciones aseguradas gracias a la utilización de los antiguos locales de un banco, todo confirma que la recolección, el tratamiento, la verificación de las firmas y el traslado al CNE de los datos es un trabajo de gran profesionalismo.

Así pues, estamos persuadidos de que ninguna objeción relativa a los trabajos de esa asociación puede mantenerse seriamente y que en todo caso la asociación estaría en condiciones de demostrar la calidad de su trabajo y el origen del error constatado.”

SUMATE es una asociación civil sin fines de lucro. Su documento constitutivo, sus estatutos, sus objetivos y sus actuaciones han sido sometidos al más riguroso examen de los organismos e instituciones internacionales que financian actividades cuyo objetivo sea el aseguramiento de la democracia, de la libertad, del respeto de los derechos de los ciudadanos. Esas mismas instituciones que han financiado, abiertamente a SUMATE, también financian abiertamente a partidos y organizaciones qua apoyan al gobierno que, contrariamente a lo que hacen grupos como algunos círculos bolivarianos, sí tienen interés en preservar la democracia y la libertad.

A la pregunta “¿en qué faltas estaría incurriendo Súmate?, la abogada del presidente, cita, como estudiante de derecho que va al examen con caletrazos, varios artículos de la Ley de Partidos Políticos, partiendo del falso supuesto de que SUMATE es un partido político, que debe regirse por las normas de la ley que cita la abogada y que, por lo tanto, está sujeta a las penas allí impuestas por transgresión de sus normas. Sin ningún sustento jurídico para sus alegatos, la abogada del presidente dice que los artículos sobre penas contenidos en la ley que cita se le deben aplicar a Súmate “porque está actuando como partido y las leyes hay que aplicárselas a ellos y darles esa penalidad”. Al referirse a las penas dice: “prisión de 2 a 3 años para el candidato que oculte o suministre datos falsos al CNE sobre sus gastos”. Yo me pregunto: ¿quién es el candidato de SUMATE?. Pero, la apoderada presidencial no se queda allí sino que le imputa a SUMATE la comisión de los artículos 129 y 132 del Código Penal. Veamos lo que dicen los artículos citados:

Artículo 129.- El que dentro o fuera de Venezuela, sin complicidad con otra Nación, atente por si solo contra la independencia o la integridad del espacio geográfico de la República, será castigado con la pena de presidio de veinte a veintiséis años.

Con la misma pena será castigado quien solicite, gestione o impetre, en cualquier forma, la intervención de un Gobierno extranjero para derrocar al gobierno venezolano.

Artículo 132.- Cualquiera que, dentro o fuera del territorio nacional, conspire para destruir la forma política republicana que se ha dado la Nación será castigado con presidio de ocho a dieciséis años.

En la misma pena incurrirá el venezolano que solicitare la intervención extranjera en los asuntos de la política interior de Venezuela, o pidiere su concurso para trastornar la paz de la República o que ante sus funcionarios, o por publicaciones hechas en la prensa extranjera, incitare a la guerra civil en la República o difamare a su Presidente o ultrajare al Representante diplomático o a los funcionarios consulares de Venezuela, por razón de sus funciones, en el país donde se cometiere el hecho.

Yo no sé dónde aprendió derecho penal la abogada del presidente, pero por lo poco que he aprendido del derecho penal, sé que para que a una persona se le pueda imputar la comisión de un hecho punible, es necesario que sus actos puedan subsumirse dentro de un tipo penal –que pueda establecerse que esos actos están incluidos dentro de la definición de un delito en una ley penal. ¿Cuáles son esos actos de SUMATE que puedan considerarse como traición a la patria? Debe cuidarse la apoderada del presidente cuando se trate de imputar delitos tan graves como traición a la patria a toda clase de personas. Recuerde lo que puede suceder con la entrega a Cuba, con el abandono de las pretensiones de Venezuela sobre el Esequibo, con la vista gorda frente a las actuaciones de guerrillas extranjeras en el territorio nacional.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba