Opinión Nacional

La purga de las focas

(%=Image(8282490,»L»)%)
A la larga lista de execrados, presos, fugados, arrinconados y vejados por Chávez, hoy se suman los fidelísimos diputados de su Asamblea Nacional. Han terminado fuera de juego como Miquilena, Baduel, Falcón, Ismael García, Fernández Barrueco, Torres Ciliberto, Arné y Jesse Chacón, López Maya, Fuenmayor, Genatios o Villegas.

No fue suficiente la obsecuencia demostrada para contar con la bendición de quienes el 2 de mayo manipularon las elecciones internas del partido chavista. No hubo piedad para con los aplaudidores que se callaron o hablaron necedades al apoyar todo cuanto vino de Miraflores.

Cuando la presidente de la AN, Cilia Flores, leyó los nombres de los candidatos para el 26 de septiembre (si no hay cambios en el cronograma del caudillo), no tuvo ni una palabra de agradecimiento para con sus colegas.

Ya antes el canciller Nicolás Maduro les había dado garantías a los diputados de que podrían ser enganchados por el servicio exterior si decidían no repetir en sus cargos. Sin embargo, tal oferta no fue escuchada y más de un centenar de focas arriesgó su prestigio en las urnas rojo-rojitas, a pesar de saber que no irían pa´l baile. Fueron advertidas de no vestirse pero al hacerlo quedaron alborotadas y desairadas.

Se hacen apuestas sobre el destino diplomático de algunas focas insignes como el profe Earle Herrera. Se habla de un consulado donde pueda escribir la continuación de su libro “¿Por qué se ha reducido el territorio venezolano?”. Allí analizaría la estrategia (y los éxitos) del gobierno bolivariano para recuperar la Guayana Esequiba o el cómo se ha defendido la frontera occidental contra las FARC y el narcotráfico (son lo mismo). Quizás el paisaje escocés podría inspirarlo para reescribir “Periodismo de opinión”, haciendo una edición aumentada con el caso de Oswaldo Álvarez Paz, preso por opinar. También puede comentar su papel de buhonero comunicacional en TV y el del programa “La Hojilla”, conducido por el también rechazado precandidato Mario Silva.

Calixto Ortega es un caso especial. Supuesto conciliador e invitado perenne de los programas de la radio y la TV no chaveras, nunca se le vio en el hemiciclo quebrar una lanza por el diálogo. Por ello debe ser consolado con una embajada gastronómica, que vuelva a entrar en nómina por donde haya mucha degustación culinaria y poco trabajo (que las visitas del errante y dispendioso líder sean esporádicas).

Así podríamos seguir nombrando uno a uno a los diputados salidores, perdón, salientes, pero la memoria no alcanza a distinguirlos. Han sido tan grises, tan desechables, tan anticonceptivos que Chávez ha decidido botarlos.

Ya tiene una nueva lista de perritos de taxi. Esos que no se cansan de asentir para gloria del nuevo hombre cubazolano.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba