Opinión Nacional

La quema de FACES ULA

(%=Image(7482313,»C»)%)

En una ciudad estudiantil como Mérida es natural que se produzcan agites por diversos aspectos y reclamos algunos ajustados y otros infundados. Lo cierto del caso es que como universitarios debemos guardar la compostura y la racionalidad de lo contario el fanatismo y la emotividad hacen de la suyas. Los daños causados a instalaciones universitarias en estos días de enero no tienen precedente en los siglos de historia de la Universidad de Los Andes.

La quema y saqueo del Decanato de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la ULA, el Postgrado de Ciencias Contables, Laboratorios de computación, Centros de Estudiantes, Áreas de fotocopiado en las facultades de Economía – Derecho y Humanidades y demás, constituye un tenebroso y amargo precedente de destrucción o afectación de espacios universitarios que no pertenecen al proceso y oficialismo ni tampoco a la oposición, son simplemente patrimonio de los venezolanos como el Aula Magna de la UCV y la ULA, el Teatro Teresa Carreño, el Metro de Caracas, el Museo de Bellas Artes o el Santuario de José Gregorio Hernández en Isnotu.

La Universidades Públicas en Venezuela sin excepción y la Universidad de Los Andes en especial han contribuido como ninguna otra institución en el país a profesionalizar y transformar positivamente la sociedad venezolana en los últimos cincuenta años. Las universidades son el valor más universal y preciado que los venezolanos tenemos y nadie desconoce la posibilidad de que alberguen fallas que pueden subsanarse, lo que es inadmisible es aceptar la violencia en sus distintas facetas y manifestaciones como metodología y estrategia.

(%=Image(6134525,»L»)%) (%=Image(1136962,»C»)%)

La destrucción del decanato de FACES, la quema de espacios, bibliotecas, mobiliario, cafetines y demás afecta justamente a todos por igual, como la violencia, la inseguridad, los cortes de luz. Por tanto no podemos bajo ningún concepto tolerar estas acciones o peor aun justificarlas. Nuestra ciudad tuvo dos estudiantes muertos que no pueden tratarse como cosas o contabilizarse en base a sus inclinaciones ideológicas o militancias, son vidas de jóvenes, de venezolanos no es un problema de derecha o izquierda y parcelas o colores políticos.

Venezuela y Mérida deben rechazar por unanimidad los hechos vandálicos que un grupo de desadaptados perpetuaron en el corazón de la Universidad de Los Andes, pero también contra la UCV y demás universidades públicas, y que conforman parte de un espiral de violencia, que además de ser aupado no nos conducirá a ningún lado. El país nacional esta encendido e indignado reclama orden, paz, seguridad, educación, trabajo, salarios justos, servicios públicos como la luz o el agua. En fin lo que estamos registrando es llanamente los síntomas de una sociedad en descomposición que no logra por causes institucionales solventar sus demandas, y además un gobierno troglodita que se dio el lujo de cerrar RCTV.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba