Opinión Nacional

La realidad

Viendo, escuchando y sintiendo nuestra realidad política, social, cultural y económica, me pregunto: ¿Cuál es la verdadera realidad que hace confundir a un hombre la palabra pene, por peces?

Y es que la realidad, algunos la entienden como aquello que existe de por si e independiente del individuo. De ahí que las estructuras del sujeto, que le permiten conocerla son dos: sus sentidos y los juicios de la razón, juicios que son siempre a priori.

¿Cuales serian la naturaleza, estructura, componentes y principios fundamentales de la realidad? De esa realidad que a la vez incide en el ser en cuanto a él, sus atributos y sus causas.

¿Cuales serian esos fundamentos de la estructura de la realidad, el sentido y finalidad última de todos los seres humanos? Ya que la realidad se sustenta en el llamado principio de no contradicción, razonamiento que establece la imposibilidad de que algo sea y no sea al mismo tiempo.

Muchos piensan que el estudio de la realidad como causa última, es Dios. Pero si fuera así, tendríamos que dejar la realidad a la filosofía teología y todo lo cierto, y sus ideas serian del mundo inteligible

Pero si la realidad parte de cerebro, entonces toda la realidad estaría en el cerebro del humano y este no es sólo el órgano instalado dentro del cráneo, sino que alcanza a la mente como un subproducto del cerebro y al medio ambiente como un producto de la mente.

Nuestro cerebro no solo está dentro del cráneo, sino que se encuentra delimitado por lo que han llamado horizontes y parece que el horizonte interno, es decir lo propiamente biológico opera más como frontera de lo posible que como causa principal o inicial de la patología mental o del hecho psicológico. De ahí ¿Qué tipo de cerebro puede confundir penes por peces?, ¿Qué hay en un cerebro que mezcla y pone genero donde no hay genero, donde la espacialidad no existe y donde los héroes suelen ser gusanos?.

Sabemos que nuestro cerebro está para adaptarse al entorno en el que vivimos y en ese nivel de definición que llamamos realidad sensible, y esta realidad sensible nos hacer actuar en una realidad esencialmente conservadora de nuestra propia vida y destino. Aunque muchos seres humanos sometidos a sufrimientos prolongados, confunden sus realidad como los judíos en la segunda guerra mundial, que creían que la cámara de gas eran simples duchas.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba