Opinión Nacional

La realización democrática

Ante la necesidad de oponer al Socialismo del Siglo XXI un cuerpo doctrinario que contenga una ideología que pueda hacerle frente al autoritarismo personalista que se nos avecina, la Democracia Cristiana ofrece su cuerpo de principios que estructuran un sistema de pensamiento que tiene por norte la dignidad de la persona humana, la búsqueda permanente del Bien Común y la Perfectibilidad de la Sociedad. Entre estos principios están los Principios Operativos o para la Acción y en estas notas queremos referirnos a otro de ellos, cual es precisamente la Realización Democrática
Los demócrata cristianos adherimos la democracia no es solo el mejor sistema de gobierno, la democracia es, además una actitud ante la vida. Sin embargo es necesario reafirmar que la manifestación principal de la vida democrática, aunque no la única es el voto y la elección popular de los gobernantes y representante populares, por ello no se puede jugar al Golpe de Estado, para poner fin a regímenes autoritarios. Eso es peligroso. La vía al poder es la vía del sufragio y es a través de la participación en las urnas, como podemos lograr los cambios que nos proponemos para el país.

Señala Gutemberg Martínez en su libro Fuentes Doctrinales de la Democracia Cristiana, publicado por la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA) que “desde nuestra perspectiva, la democracia no constituye la mera oferta de un sistema político, como pueden existir otras tantas formas de organización político – social. En otras palabras, la democracia no reviste un asunto meramente numérico y formal. Si bien es cierto, que la democracia constituye formal y objetivamente un sistema donde se garantizan los derechos personales y sociales a través del Estado de Derecho y de la participación del pueblo en la generación de sus autoridades, nosotros sostenemos un concepto valórico de democracia”. Es entonces la democracia algo mas que el sistema de gobierno es un valor y un principio de vida que
debemos defender a todo evento, a pesar que nuestro contrario no juegue con las reglas del juego democrático.

En consecuencia, para los demócrata cristianos la democracia es, ante todo, una opción de vida, idea que el filósofo y pensador Jacques Maritain resume muy adecuadamente, referido en la obra de Gutemberg Martínez antes citada, al señalar que: «Una democracia auténtica implica un acuerdo profundo de las mentes y de las voluntades sobre las bases de la vida en común, es consciente de sí misma y de sus principios y debe ser capaz de defender y promover su propia concepción de la vida social y política, debe portar en si misma un común credo humano: el credo de la libertad». Nuestra lucha hoy debe estar centrada en rescatar esa parte de la democracia perdida y defender lo poco que nos queda, pero con más democracia, hasta que logremos alcanzar un estado social y democrático de derecho, entendido como aquel que está sujeto a la ley y no a la voluntad de un hombre, que además de ser legítimamente establecido por el poder popular, promueva y garantice los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba