Opinión Nacional

La rebelión de las regiones

Puede que las elecciones del 23 de noviembre próximo provoquen un deslave político y la emergencia de un nuevo liderazgo nacional, surgido al calor de las aspiraciones más sentidas de las regiones y el castigo a las pretensiones centralistas y burocráticas de quienes creen tener la sartén por el mango.

Como demostración valga el cuestionamiento que las regiones manifiestan ante la voluntad de quienes, en Caracas o en las capitales de Estado se creen dueños, amos y señores de la administración. En uno y otro lado del espectro político. Es la forma solapada de los atávicos caudillismos, que tanto daño le han causado a la Nación. Y se la siguen causando bajo esta forma arquetípica de autocracia venezolana que hoy sufrimos bajo el omnímodo poderío del teniente coronel.

Es cierto: no es fácil sacudirse determinaciones ancestrales como el caudillismo vernáculo. Que se creyó desterrado con la construcción de la democracia de Punto Fijo para renacer con renovados bríos y una mucho mayor ferocidad con la elección en 1998 del teniente coronel Hugo Chávez. Pero si no asumimos la emancipación de todas esas formas de caudillismo, estaremos condenados a recaer en la regresión y la barbarie.

Hay casos emblemáticos de gobernadores o alcaldes que se creen propietarios de la administración de sus regiones. Llegada la hora de entregar el mando pretenden hacerlo sólo en apariencias, nombrando a sus sucesores entre pobres hombres sin otra virtud que la lealtad perruna a sus jefes. El caso se repite a todos los niveles. Caudillos convertidos en grandes electores que no trepidan ni siquiera en desenmascarar sus apetencias dejando, cuando no a subordinados, a familiares cercanos en la custodia de las sinecuras.

El 23N podría verificarse un profundo reclamo contra esta perversa costumbre nacional. Dios la facilite.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba