Opinión Nacional

La reforma política colombiana

En la última semana del mes de agosto y la primera del mes de septiembre hemos tenido el inmenso placer de seguir muy de cerca, gracias a la televisión por cable, los debates desarrollados en el Congreso de la Republica de Colombia. De verdad que da gusto ver el nivel de formación, preparación y argumentación del ilustre Congreso colombiano, el cual fue elegido en Marzo de este año, el mismo alberga un altísimo pluralismo de las diversa opciones políticas que hacen vida política en el país.

Sin embargo, lo que queremos destacar viene dado por el nivel de los representantes a dicho cuerpo. Y esto lo decimos para reafirmar la tesis según la cual la democracia se mide por el nivel y calidad de sus élites. Colombia asume a partir del triunfo del presidente Álvaro Uribe Vélez en mayo de este año, una serie de desafíos importantísimos y decisivos para el fututo inmediato del país, y sobre todo de la sociedad colombiana que optó unánimemente por un cambio, y naturalmente, por la recuperación de la paz, la calma, la cordura y la posibilidad real de reorganizar al país en todos los segmentos y áreas.

Lo cierto del caso es que la propuesta del presidente Uribe Vélez para ser llevada a cabo requiere aparte de apoyo algunos requisitos y condiciones que sólo son posible a través de impulsar un proceso de reforma política que sería naturalmente aprobado vía referéndum. En este sentido, el lugar idóneo para iniciar el necesario y obligatorio debate es el Congreso Nacional de lo que se intenta llevar a cabo a través de una reforma.

Merece señalarse que dentro de la ambiciosa reforma que se intenta llevar a cabo figuran desde cuestiones sencillas como la eliminación del servicio miliar obligatorio, pasando por una mayor autonomía de la registraduría nacional, hasta cuestiones sumamente importantes como la transformación del Congreso de Bicameral a Unicameral, o en su defecto la reducción del mismo en cuanto a sus representantes, o las reformas económicas referidas a los servicios públicos, impuestos, etc.

En la intervención del pasado miércoles del Dr. Londoño quien es el ministro del interior, dejo claro la inmensa voluntad de las diversas fuerzas políticas integrantes del Congreso de apoyar el proceso de reforma, si bien es cierto existen diferencias en muchos ordenes en las diversa fracciones políticas, no es menos cierto que existe igualmente un consenso en que la reforma que requiere el país es inaplazable. Algo salta a la vista de todos y es el hecho de que la Reforma a llevar a cabo aparte de que será debatida, está asesorada por el talento, la pertinencia, la experiencia y la ingeniería constitucional de punta.

Asimismo, la reforma persigue entre otras cosas un Estado muchos más eficiente, menos burocratizado, unos poderes públicos cada vez más autónomos, unas instituciones más funcionales y eficaces que sirvan de acicate y base al propio Estado y sociedad colombiana. Además, la sociedad colombiana debe reunificarse, y parte de la reforma persigue generar un clima de confianza de los ciudadanos colombianos hacia sus instituciones, poderes y representantes.

La tesis colombiana es clara como es la voluntad de fortalecer a las instituciones y a los partidos políticos. Lástima que en Venezuela aparte de no tener representantes de la talla del Congreso colombiano, no han podido entender que la democracia requiere por esencia de instituciones y de partidos políticos, la política espectáculo y la propia personalización de la política al estilo Chávez, Bucarám o Fujimori no garantizan en lo más mínimo a la democracia. Estas opciones representan un torneo cargado de incertidumbres y amenazas.

Invitamos a todos los representantes de la Asamblea Nacional de la Republica Bolivariana de Venezuela, y particularmente a Iris Varela, Nicolás Maduro, Cilia Flores, Luis Tascón, William Lara y demás a sintonizar Señal Colombia por la televisión por cable para que aprendan un poco de lo que es verdaderamente legislar, y naturalmente ver como se comporta un representante en un Congreso o Asamblea en un país que no permite que cualquiera ocupe una curul en tal importante poder por razones obvias.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba