Opinión Nacional

La Reforma va y viene

Hace unos meses el país entero pudo ver como desde las
alturas del poder público se constituyó una Comisión
Presidencial responsable de preparar el Proyecto de
Reforma a la Constitución de la República Bolivariana de
Venezuela. Ante la euforia del resultado electoral de
Diciembre de 2006 y prevalidos del falso supuesto de que
la población que le da el triunfo electoral al señor
Chávez había optado por el Socialismo como forma de Estado
para Venezuela, se designa una Comisión, que siendo como
dijimos ?Presidencial?, es decir nombrada por la cabeza
del Poder Ejecutivo Nacional, curiosamente es presidida
por la Presidenta del Poder Legislativo Nacional y la
conforman además de Diputados, los máximos representantes
de los otros poderes públicos nacionales, como el
Judicial, el Poder Ciudadano y el Electoral.

Este hecho pone en evidencia la ruptura total con el
Principio de la Separación de los Poderes, consagrado en
el Constitución vigente, con lo cual quien ejerce la
jefatura del Estado, ejerce además el control pleno de los
demás poderes públicos, quienes dócilmente y sin llevar en
lo más mínimo la contraria a los designios del jefe,
acogen su voluntad en tanto lo consideran ?el líder máximo
del proceso de cambios que ya no tendrá regreso?,
enajenando de este modo su autonomía en el ejercicio de
las altas responsabilidades que les son encomendadas.

Hay que agregar a lo antes dicho que esta comisión acató
la solicitud del jefe de mantener absoluta reserva sobre
los documentos producidos y los mecanismos utilizados para
la discusión de los aspectos objeto de reforma, con lo
cual también echan al cesto de la basura la antes siempre
nombrada ?democracia participativa y protagónica?, donde
nos niegan el derecho a participar en los asuntos que
afectan la vida nacional y queda sólo para que el máximo
líder nos ?participe? la decisión tomada.

Sin embargo, ¡Oh Sorpresa! Esta semana que recién termina
han puesto a circular a la opinión pública, algunos de los
papeles de la reforma, a pesar que el señor Hugo Chávez
cuando se dio cuenta de la poca aceptación popular de sus
propuestas, dijo que la reforma no tenía mayor apuro y que
incluso podía esperar al próximo año, a pesar de haber
puesto a trabajar a su ?comisión? para que tuviera listo
el proyecto en ?el término de la distancia?. La
contradicción no se explica.

Se nos ocurre pensar que lanzar a la calle el proyecto
?confidencial? de reforma de la Constitución, parece
perseguir la distracción de la opinión, para ponernos a
discutir sobre las terribles consecuencias de ese
socialismo mal entendido, que pretende imponerse. Con esto
se logra enfriar la protesta estudiantil, la ruina
anunciada de los transportistas o el terror que produce en
plena Copa América el que se conozca el malestar del país
por las medidas del gobierno, amén de las ya naturales
protestas de los ?sin techo? o de los que a diario
reclaman seguridad, empleo o salud. Pero el pueblo
nuevamente despierta y costará mucho volverlo a adormecer.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba