Opinión Nacional

La retórica jurídica de la reforma

La propuesta de reforma constitucional de Chávez, me señalaba un amigo abogado, tiene como objetivo central desaparecer el cuerpo de Derecho Constitucional para abrogarse él de manera unipersonal, la decisión de los derechos ciudadanos del venezolano, me agregaba además este amigo, que la reforma constitucional es un imperativo de ley por cuanto ésta tiene que adecuarse a las reformas de otras leyes que le han precedido, como son los casos del código penal, la ley resorte, la ley de ilícitos cambiarios entre otras. La reforma apunta a consolidar el mando cuartelario que ha venido manteniendo Hugo Chávez en estos 9 años. La reforma tiene como objetivo central además, consagrar la reelección indefinida de Chávez y eliminar los derechos ciudadanos de los venezolanos.

No se requiere ser abogado para entender, que la propuesta de reforma a la constitución de 1999 que está proponiendo el Teniente Coronel Hugo Chávez Frías, tiene claramente el propósito de instrumentalizar constitucionalmente el totalitarismo y dinamitar definitivamente la fachada democrática de utilería que hasta ahora le ha servido para llevar adelante su proyecto político. El punto es tener una Constitución que le sirva para confiscar la propiedad privada, usar la educación para el adoctrinamiento del modelo ideológico que le sirve a sus propósitos totalitarios, y para ello es importante desplazar a los padres de su rol de formadores de valores democráticos, darle constitucionalidad a un código penal autoritario que criminalice la protesta política antítesis del estado democrático de derecho. En fin, una Constitución que satisfaga las ambiciones de poder totalitario del Teniente Coronel Hugo Chávez Frías.

Ante la situación que está planteada, soy de los que piensan que no podemos dejarnos distraer por la retórica jurídica de la reforma, tanto la del lado oficialista, como la de un sector de la oposición que continúa jugando a la gallinita ciega con la opción electoral. Planteo esto por cuanto considero que la actual estructura institucional del país, deja muy poco margen (para no decir que nada) para la maniobra democrática. Todo camino hacia un proceso electoral, dado el actual CNE, es un camino lamentablemente pervertido. El afán de Hugo Chávez de perpetuarse en el poder con el apoyo de los militares tiene para mí la intención de desarrollar y consolidar una política criminal de Estado donde las instituciones no respetarán los derechos naturales de las personas, como son el derecho a la vida, a la libertad y la propiedad privada.

Ante la realidad del control institucional por parte del tirano, no cabe la dispersión de la oposición ante algo tan importante como el hecho de concurrir o nó a elecciones de cualquier tipo (Referéndum Constitucional, Asamblea Constituyente, Elecciones Regionales, otras). Ante la situación que está planteada para el futuro del país, requerimos de una síntesis de conjunción de inteligencia con la decisión valiente de enfrentar a un ególatra que pretende tomarse el país para él y sus acólitos. Por ello, estamos obligados a rechazar la vileza que por miedo y temor a perder algunos de sus privilegios, dirigentes de nóminas de la oposición (Alcaldes, Gobernador) pudieran plantear concurrir a elecciones sin las condiciones requeridas y reproducir el rol de cretinos del 03 de Diciembre de 2006.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba