Opinión Nacional

La “REVOLUCIÓN” avanza

En los años sesenta fue imposible la instauración de otro régimen comunista en Latinoamérica que, semejara los parámetros de la Revolución Cubana. A pesar de la efervescencia en los movimientos estudiantiles de la región, la palabra comunismo estaba vedada para el resto de las sociedades latinoamericanas. Los movimientos obreros como tales en la zona, nunca fueron una corriente significativa. La “revolución” se circunscribía a los ámbitos universitarios. Quienes militamos en organizaciones de izquierda en aquellos tiempos podemos asumir que casi en la totalidad de los casos, sus integrantes no eran de hechuras comunistas, y posiblemente lo único que innovaron fue su vociferación, coreándole cómo la moda del momento en reverencia a las figuras del Ché Guevara, Camilo Cienfuegos y Fidel Castro. Empero, los movimientos guerrilleros fueron verdades concretas, arrogados con misticismo romántico por algunos de los miembros de esos partidos. Cuando su vocación “comunista” alcanzaba lo que fue la ofrenda, o entrega total hasta la muerte, el grito de guerra utilizado era “Patria o Muerte”, llegando hasta la última etapa de ineludible oblación en ese pergeñar de gloria.

Hoy viendo el proceso diseñado por Hugo Chávez, pareciera ser la concreción de los años sesenta, con trazados fácticos que conducen al comunismo. Sin embargo, no se define la ruta clara de cuál es su autentica acepción teórica; ¿es comunismo confiscatorio similar al de Cuba? Observando como paralelamente progresa a pasos agigantados una nueva oligarquía o “boliburguesa” que, debe ir pensando dónde invertirá sus “ganancias” para mantenerse en la competencia del mundo capitalista. De no hacerlo perderían lo logrado en los últimos ocho años. Esta es la gran contradicción, mientras Chávez se cansa de decir que lo suyo es comunismo, tal como lo concibió Carlos Marx, las agrupaciones políticas y económicas se enriquecen cada día más, a expensas de su revolución sin saber hacia donde realmente los conduce su “líder”.

Así como, en los años sesenta algunos militantes de los partidos de izquierda se entregaron al sacrificio en aras de la supuesta revolución, de la misma manera lo calca en la actualidad Hugo Chávez, cerrando cualquier salida negociada, ciertamente pacífica y adosada a las opciones democráticas, haciendo ver que ofrendará su vida, con su socialismo, patria o muerte. No acepta el disenso de la mayoría y quiere obligar a la gente a inscribirse en su Partido Único, pretendiendo que todos los venezolanos seamos comunistas. Tesis fuera de toda realidad, notando como sus adeptos toman su gobierno para ser cada vez más ricos, igual actúan los “compatriotas excluidos”, intentando acceder a esa riqueza para “salvar” la patria de las vertientes del totalitarismo.

Chávez en situaciones de aprieto fue un “excelente” negociador, durante su primer golpe rindió su sedición a cambio de su vida y en la otra oportunidad, la verdad verdadera, se aproxima a lo mismo, según testimonios de quienes le acompañaron. Pero ahora, las cosas cambiaron para él, no para su entorno, queriendo entregar su vida en sagrarios de su revolución. El proceso avanza para Chávez, no sabemos si lo logrará instaurar parcial o totalmente, en su vida “caballeresca”. Desconocemos para qué se reservará y con quienes cuenta para tal inmolación. Lo cierto es que Chávez es un comunista sui géneris, que vive de la “revolución” y no muere por ella. Entonces cuál será el colofón de todo este desastre, pues no lo descubre nadie, aunque ya le cuenten hasta los minutos finales, en puras palabrerías huecas. Tanto aspiramos la salida de Chávez que en vez de trabajar por ella, nos sujetamos a la charlatanería persuasiva. Mientras tanto, la revolución avanza y rápidamente hacia los confines del comunismo, tal como Hugo Chávez y Fidel Castro lo planificaron. La consigna Patria socialismo o muerte pudiera ser otra locuacidad retórica de Chávez, o podría ser una verdadera amenaza para quienes no aceptemos su comunismo.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba