Opinión Nacional

La revolución de los idiotas

Hace ya varios años que estamos inmersos en un proceso destructivo del Estado Venezolano, bajo una cobarde y mentirosa revolución, que empobrece, miente y confronta venezolanos por el simple odio, por las simples ansias de poder de un grupo con vocación militarista y autoritaria de poder. Con una mente comunista y socialista totalmente desfasada de las realidades de actuales.

Seguir hablando de golpe de Estado, de burguesía, seguir tildando a todo quien le adversa, seguir amenazando a una ciudadanía hastiada, cansada, fastidiada de escuchar sus peroratas. Peroratas que por cierto ni sus propios burócratas de gobierno escuchan. Solo aquellos jaladores profesionales, desde algunas gobernaciones y alcaldías en Venezuela siguen con la ridiculez de mantener que en Venezuela ocurrió un golpe de Estado, cuando se sabe ya en demasía que el 11, 12 y 13 de abril de 2002 lo que pasó fue un vacío de poder, fue una total desorganización, disfuncionalidad del Estado de Derecho, por un gobierno corrupto y asesino, más una oposición ineficaz con unos militares que en realidad actuaron como civiles.

De haber sucedido dicho golpe de Estado, Chávez jamás hubiese retornado al poder, de haber sucedido un golpe de Estado ya hace años hubiésemos superado a estos milicos. Por su puesto, si recordamos la historia, la metida de pata de Carmona no tiene parangón en la historia constitucional de Venezuela. Y muchos de los que se pasean por la oposición en Venezuela avalaron semejante dislate al eliminar de un plumazo la constitución de 1999, y por culpa de esa oposición de imbéciles Chávez sigue en el poder. Porque las oportunidades de superar a este régimen militar – militarista de Miraflores de forma constitucional las hemos tenido, pero está oposición ridícula sigue aún hoy 2010 con sus mezquindades y su retórica marginal, tal cual Chávez sabe muy bien aprovechar como sus acólitos en el poder.

Pleno año 2010 en curso y el desgobierno sigue destrozando la economía, sigue eliminado y violando la constitución, sigue criminalizando la disidencia, sigue vulnerando las libertades de expresión y por su puesto siguen robando a mansalva los recursos de la cesta petrolera.

El retorno de Chávez al poder ese 13 de abril ha significado la triste y decadente muerte de la república, y sigue significando el desplome del Estado inexistente de Derecho por culpa simple y llanamente de una oposición ridícula bajo un desgobierno que ha sabido aprovechar las debilidades de los partidos políticos para entronarse en el poder político. Lamentablemente para superar el cahvismos debemos tratar de ser tolerantes. Pero, ¿tolerantes con los intolerantes?. Bien va la reflexión.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar