Opinión Nacional

La salud en terapia intensiva

Venezuela un país que en 15 años ha recibido DOS BILLONES DE DÓLARES, no hay razón que pueda justificar el estado totalmente caótico en que se encuentra el servicio de salud público, servicio que es primordial en cualquier nación del mundo, pero que aquí este régimen castro comunista de entreguistas traidores a la patria no le dan ninguna importancia por que nada les importa la salud de los venezolanos, sin embargo en algunas oportunidades hemos oído declaraciones antes del golpista asesino y ahora del ilegítimo o de sus ministros de la salud auto elogiándose por la preocupación que siempre han manifestado por la salud, una total mentira, para comenzar si fuera así de cierto no tendríamos miles de excelentes médicos que se han ido del país con trabajo asegurado, mejores salarios y buenas condiciones de trabajo, con grandes facilidades para adquirir viviendas y vehículos. En quince años han pasado por el Despacho de salud, diez Ministros, cada uno haciendo negocios criminalmente y traficando con la salud de los venezolanos.

Es inconcebible que en la Maternidad Concepción Palacios que fue punto de referencia nacional y orgullo de los caraqueños se vea el dantesco espectáculo que pongan a dos mujeres en una misma cama en forma vejatoria, así como a niños recién nacidos acomodados en cajas de cartón como que fueran animalitos recién nacidos, que en el emblemático Hospital Central de Valencia los familiares de los pacientes duerman en los pasillos en hamacas para estar pendientes de sus familiares.

Este régimen castro comunista en 15 años no ha llegado a construir un solo centro hospitalario, todos los hospitales y ambulatorios existentes fueron construidos algunos en la dictadura Perejimenista y los demás durante los años de la democracia, todas estas instalaciones gracias a su muy buena construcción han podido sobrevivir a la barbarie de este régimen sin ninguna clase de mantenimiento en sus estructuras físicas, las cuales en su mayoría presentan un gran deterioro, a ello se une la falta de equipos ya que los actuales en su mayoría son obsoletos y ausentes de mantenimiento, a esto se suma la calamidad de una total falta de insumos médicos y de limpieza, sólo en Venezuela se ve el bochornoso espectáculo de que el personal de salud salgan a la calle a protestar por falta de medicinas en los hospitales, da vergüenza publicarlo pero los pacientes de estos centros de salud, cuando son admitidos deben de llevar TODO y cuando decimos todo nos referimos a lencería, medicinas, artículos de limpieza, papel sanitario y en la mayoría de los casos los familiares deben proveerlos de comida y otros alimentos necesarios.

Sin que pasemos por alto la situación de los bancos de sangre públicos, los cuales en su mayoría han decretado su cierre técnico por falta de reactivos lo que imposibilita el tratamiento que hay que aplicarle a la sangre, pero a ello se une lo antiguo de los equipos, faltos de mantenimiento lo que hace que las anticuadas cavas constantemente estén sufriendo serios desperfectos

Es una vergüenza que los pacientes afectados de cáncer en este país tengan meses sin recibir quimio ni radioterapia, por que los equipos están dañados y no hay medicinas para ese tipo de tratamiento, no hay vacunas preventivas ni reactivaos para detectar el virus AH1N1, enfermedades infecto contagiosas que habían sido erradicas de este país desde hace más de treinta años han reaparecido en forma de epidemias, como el tifus, la malaria, la fiebre amarilla, el dengue, la sarna, la tuberculosis, el paludismo, el mal de chagas, se abandonaron los controles epidemiológicos, no existe aquella célebre Malariología y sus cuadrillas de fumigadores que recorrían toda Venezuela, las oficinas sanitarias expiden y hacen renovación de certificados de salud sin vacunar y sin practicar ninguna clase de exámenes.

En cuanto al personal de salud en realidad son héroes, médicos en todas sus especialidades, oftalmólogos, odontólogos, sociólogos, anestesiólogos, dietistas, enfermeras y técnicos también en todas sus especialidades así como el personal obrero, SON LOS PEORES PAGADOS DEL CONTINENTE AMERICANO, que además de las condiciones casi infrahumanas en que trabajan se encuentran con un gran estado de indefensión por la anarquía y la inseguridad reinantes en los hospitales que continuamente son azotados por el hampa criminal.

Mientras este régimen totalitario castro comunista, maltrata y veja al personal médico venezolano, profesionales de reconocida sapiencia con un gran conocimiento adquirido en verdaderas Escuelas de Medicina en las Universidades Autónomas, médicos que se los disputan en cualquier otro país, nos atiborran con un ejercito de mano de obra esclava cubana, con seudos médicos que solo tienen una media preparación de tres años y que su conocimiento está muy por debajo de la que posee una Licenciada en Enfermería egresada de nuestras Universidades, por otro lado gradúan cada seis meses grupos de médicos llamados comunitarios sin ninguna clase de preparación científica incapaces de hacer un diagnóstico por que no saben elaborar una historia médica, muchachos y muchachas que han sido y siguen siendo engañados que no tienen futuro como profesionales de la medicina porque cualquier licenciada en enfermería saben mucho más que ellos, sobre la salud, trato y cuidado de un paciente.

Los Colegios Médicos y la Federación, sus directivos tienen años con los períodos vencidos y el Consejo Nacional Electoral y el TSJ se niegan rotundamente a que se hagan elecciones, porque de antemano el régimen sabe que esos organismos gremiales continuaran en cualquier elección en manos de la oposición democrática.

Pero mientras todo esto sucede, el régimen se preocupa por hospitales de otros países tal es el caso de Cuba, Bolivia y Nicaragua, pero hay que agregar el hecho de las donaciones en dos oportunidades al Hospital Central del Uruguay al que se han entregado VEINTE MILLONES DE DÓLARES, para su remodelación y equipamiento, a Bolivia se le donaron 150 ambulancias totalmente dotadas como es el caso insólito de las donaciones de ambulancias hechas a España. La realidad es que hay que decir que la salud pública en Venezuela es un caso dantesco, totalmente decadente, LO PEOR QUE LE PUEDE PASAR EN ESTE PAÍS A UNA PERSONA ES TENER POR NECESIDAD QUE ACUDIR A UN HOSPITAL, pero todo lo quieren arreglar creando un tal estado mayor de la salud, un adefesio más que sólo servirá para que otros se hagan ricos.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba