Opinión Nacional

La suerte está echada

A punto de cruzar ésta especie de Rubicón de la indignidad venezolana representado en el fraudulento referendo para la perpetuación en el poder de la casta más rapaz, ineficiente y corrupta que la historia patria haya conocido, no podemos menos que expresar nuestro asombro por los ridículos extremos a que han llegado la sumisión y el servilismo en Venezuela. Por la lealtad de los puercos a no salirse del chiquero.

Es increíble ver a trabajadores de muchísimas empresas y organismos del Estado, asfixiados por el cúmulo de deudas que con ellos mantiene el gobierno, el irrespeto a sus contrataciones colectivas y derechos laborales, cómo son respondidos con balas sus reclamos y protestas, sin embargo, proclaman a viva voz que apoyan la enmienda para permitir que éstas situaciones se perpetúen .

La explicación lógica es que temen perder sus empleos o que en el Ministerio del Trabajo les echen bola negra; y con las prácticas nazistas de éste gobierno, los tilden de saboteadores, conspiradores o magnicidas y les abran procedimientos penales, cómo ya lo han hecho con otros venezolanos víctimas del apartheid tropical que estamos viviendo en Venezuela.

Lo que está pasando en Cuba, donde Fidel Castro sólo pareciera vivir ectoplasmicamente, para evitar las expresiones de júbilo del pueblo cubano al oficializarse su muerte. 50 años luego de la entronización de una dictadura autoritaria y personalista, que ha hundido a Cuba en la miseria y el hambre, a los niveles de vivir de limosnas y de lo que puedan chulearle a Hugo Chávez y restárselo al bienestar de los venezolanos. Cínicamente le achacan la culpa de todos sus males al bloqueo económico estadounidense. Blablabean y blablablean contra el capitalismo y cuando éste les cierra las puertas, entonces se revuelcan y lo acusan de ser el malo. Siempre la culpa es de otros, nunca asumen su responsabilidad en los errores y la locura en las que incurren, destruyendo la economía y trunchandoles la vida a millares y millares de ciudadanos. Los cubanos se vanaglorian de sus logros en educación y salud y sin embargo sus jóvenes tienen que prostituirse en el malecón y para atender a Fidel castro en su enfermedad se buscaron a un prestigioso médico español.

Es una desgracia que tantos venezolanos parecieran ciegos a ésta realidad. Estamos comprando una dictadura en cómodas cuotas. Grupos terroristas y parapoliciales, cómo en la Alemania de 1933, controlados por el gobierno, tratan de sembrar pánico para que quienes nos oponemos a éste estado de cosas, nos inhibamos y nos autocensuremos de denunciar y protestar contra este proceso de desmantelamiento de la democracia.

El constante saboteo a las labores de la Alcaldía Mayor y la Gobernación de Miranda. El acoso contra Manuel Rosales y los zulianos. El cerco a Pérez Vivas en el Táchira, a salas Feo en Carabobo, a Morel en Margarita y a las Alcaldías ganadas por la oposición sólo refleja el miedo que les provoca que éstos líderes hagan una labor exitosa, que refleje las deficiencias e ineptidudes tanto del gobierno nacional como de los alcaldes y Gobernadores chavistas.

Los venezolanos deben saber hacia donde se nos conduce con ésta ola de estupidez. En medio de una crisis mundial de proporciones gravísimas estamos respondiendo con cretinismo. En lugar de adoptar medidas correctivas que eleven la producción, la productividad y protejan el empleo, se acorrala a las empresas eficientes del sector privado, mientras las empresas del Estado acumulan pérdida tras pérdida, corrupción tras corrupción.

Estamos decidiendo entre progreso y hambre, entre libertad y dictadura, entre civilización y barbarie. La suerte está echada.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba