Opinión Nacional

La traición de Cisneros

De acuerdo a las explicaciones que ha dado Gustavo Cisneros, cabeza visible de la familia que heredó la fortuna de don Diego Cisneros, no hubo ningún acuerdo en aquella reunión que mantuvo con Chávez, teniendo como testigo al ex presidente Carter en junio de 2004, días antes del fallido referendo revocatorio.

Aunque hay quien tenga dudas sobre si es un leal amigo (Ver las “Memorias apócrifas” de Carlos Andrés Pérez), no hay por qué dudar de lo que dice Cisneros sobre esa reunión y que él ha explicado, aunque de forma tardía, largamente

(%=Link(«http://analitica.com/va/politica/opinion/5431538.asp»,»Reunión Cisneros, Chávez y Carter»)%).

Demos por veraz su narración de aquel encuentro. Pero si no hubo acuerdo, si no se firmó ningún papel ni de palabra se llegó a un pacto de no agresión, en los hechos lo que ha ocurrido es esto. Desde entonces, Chávez no volvió a insultar a Cisneros.

Venevisión, la planta televisora insignia de la Organización Cisneros (antes Diego Cisneros) en Venezuela, cambió su programación. Despidió a Napoleón Bravo, pugnaz periodista antiguo simpatizante de Chávez y denunciante de la corrupción del régimen, y eliminó los programas de opinión polémicos.

Ahora Venevisión se muestra descafeinada en lo que a política se refiere. Antes, sus noticieros y programas de opinión mostraban una línea editorial no sólo crítica sino ideológica, comprometida con la libre empresa y la democracia. En los años ochenta mantenía una dura lucha contra el castrismo-comunismo que esclaviza a Cuba, la tierra de don Diego. Programas como los que dirigía Leopoldo Castillo, mostraban la miseria de la isla y el discurso manipulador de Fidel Castro.

Gustavo Cisneros no sólo es un hombre rico que ha aprovechado sus relaciones con los gobiernos venezolanos para acrecentar su fortuna, sino que a través de varias iniciativas ha querido mostrarse como filántropo y promotor de la libertad. Junto a su esposa Patricia ha estimulado el mejoramiento de la educación y la difusión de las bellas artes. También se ha dejado ver como ejemplo de un empresario global y moderno a través de una biografía de encargo, que incluye un elogioso prólogo de Carlos Fuentes.

Venevisión y Televen son los únicos canales privados con cobertura en todo el territorio nacional y en señal abierta que pueden hacer de contrapeso al bombardeo publicitario y ventajista del régimen. Y Venevisión, como canal con más sintonía, tiene una responsabilidad mayor en esta hora aciaga de Venezuela. No puede cerrar los ojos ante la amenaza a la democracia y la libertad que significa la propuesta de Chávez, que amplía día a día la sumisa Asamblea Nacional.

Su historia sería un contrasentido. Venevisión dio cabida, en tiempos democráticos, a algunos de los más mordaces críticos de entonces. Hoy se limita a presentar debates inocuos y entrevistas edulcoradas a oscuros funcionarios sobre lo que nos jugamos los venezolanos con la “reforma constitucional”.

La renovación de su concesión por otros cinco años, mientras se cerraba la transmisión en señal abierta y se confiscaban los equipos de RCTV, debería ser una razón para mostrar una Venevisión valiente y no oportunista (mayor participación en la torta publicitaria) que se arrodilla ante el poder político.

Si el gobierno intentara censurar un eventual cambio en la línea editorial, que eliminara el reciente descubrimiento de la “neutralidad” razonado por Cisneros, pues sería una prueba irrefutable ante la opinión internacional de la naturaleza dictatorial y pre-totalitaria del régimen chavista.

Tiene Cisneros la palabra. ¿De verdad quiere pasar a la historia como un empresario democrático y solidario con los pobres, o todo lo que ha hecho en este sentido ha sido producto de una estrategia de imagen para sumar más dólares a sus cuentas?

En este caso, sólo sería un rico más, alguien con sentido de la oportunidad para hacer negocios, sin la genialidad de Billy Gates y con la zamarrería de Carlos Slim.

Pero con mucho menos cobres. Y se habría traicionado a sí mismo.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba