Opinión Nacional

La trampa Caldera, Oído al tambor!

Harto conocida la pifia del Ex diputado Caldera quien ingenuamente (¿?) fue cazado recibiendo una cantidad de dinero que en otras condiciones, hubiera sido perfectamente legal dado que la ley electoral no prohíbe recibir aportes y/o donaciones de particulares para ser utilizados en función de una campaña electoral…

La ley electoral define claramente los procedimientos para la recaudación de fondos a ser utilizados en las diferentes opciones:

FINANCIAMIENTO PRIVADO

Es toda contribución en dinero, o estimable en dinero, que se efectúe a un candidato o partido político, sea que se materialice bajo la forma de mutuo, donación, comodato o cualquier acto o contrato a título gratuito, destinado al financiamiento de gastos electorales.

El Donante

Es la persona natural o jurídica, que hace una contribución en dinero, o estimable en dinero, que se encuentra destinada al financiamiento de gastos electorales.

El Donatario

Es la persona que recibe y acepta la donación, puede ser un candidato o un partido político.

El financiamiento privado se materializa a través de aportes o donaciones los cuales se clasifican de la siguiente manera: aportes propios, aportes anónimos, aportes reservados y aportes privados de carácter público. Cada uno de ellos debe cumplir con requisitos específicos.

Los límites totales por donante para cada tipo de elección son los siguientes:

2.000 UF en caso de candidato a Presidente. ($45.831.160)

1.250 UF en caso de candidato a Diputado. ($28.644.475)

10.000 UF a un partido político. ($229.155.800)

10.000 UF a distintos candidatos. ($229.155.800)

Visto esto el recibir el dinero, no constituye delito electoral alguno, no blanqueo de capital alguno (teoría jalada por los cabellos) de allí que después de más de un año de ese suceso no ha podido ser imputado Caldera.

Por eso es que resulta curioso que habiéndose quedado calladito, que se veía más bonito (como dice el dicho) vuelve a pifiar el muy mal asesorado Ex diputado.

Mi percepción es que la olla no se la montaron a Ruperti, aunque es claro que necesitan salir de el. Sino que se la están montando a la oposición al provocar la expulsión de dos o tres diputados que quienes hoy nos desgobiernan necesitan para tirarse una nueva ley habilitante cuyos alcances serían desastrosos para el país.

Oído al tambor: El que tenga ojos que LEA. Y el que tenga oídos, pare la oreja, que estos no dan puntada sin dedal y nos puede salir el tiro por la culata.

Amanecerá y veremos.

Rómulo E. Lander Hoffmann

http://www.romulolander.com

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba