Opinión Nacional

La triple amenaza

Dos veces fue amenazada la semana pasada la oposición. La primera amenaza vino de Diosdado, quien al instalar la Asamblea hizo saber que si se objetaba el procedimiento para la “no toma de posesión” se le haría sentir la fiereza del pueblo. Quiso indicar que frente a cualquier manifestación se desatarían las huestes armadas a las que tantas veces el ausente aludió y armó.

Unos días después Maduro en el acto de “no toma de posesión” formuló idéntica amenaza y su canto estuvo acompañado por el coro de chulos, donde hubo una ausencia notoria quizá porque ya no es tan chula y una presencia especialmente singular, la de Ortega, porque en su caso la condición de chulo es la única que puede exhibir como cualidad dado sus otros muchos atributos. Coparon la escena unos cubanos que sin ser jefes de estado, jefearon en el acto de “no toma de posesión” cuya autora intelectual, aunque pudiera llamarse plagiaria de Maduro, no estuvo presente.

La tercera se materializó apenas ayer en el acto de “no presentación del mensaje” y el anuncio de que Chávez había nombrado canciller a Jaua, seguramente por comunicación telepática. Lo más patético de la triple amenaza es que se formula sin que haya ocurrido algo. La oposición es señalada como gestora de planes de desestabilización, saboteo eléctrico, acaparamiento. El mensaje electoral: “no importa que no haya luz, agua, azúcar, harina, leche lo que importa es que estamos haciendo patria”, está enterrado y pasada la euforia de hacer patria. El temor al reclamo popular impulsa la amenaza. Aunque se diga a la oposición, es una amenaza al pueblo, al que proteste, así llegue cantando “Chávez corazón de la patria”, porque Diosdado no es corazón, si acaso será pelo o cabello y Maduro, quizá en el Zulia, plátano. Deben tener mucho miedo Maduro y Diosdado para tanta amenaza y tan seguida.

Pero allí están los cubanos para organizar la seguridad, su seguridad económica, porque allá en Cuba el socialismo como proyecto económico para acabar con el capitalismo que es la obra del imperio, ha entrado en revisión con la senectud de los Castro, pero la estructura de poder opresora del pueblo cubano se mantiene; y el gobierno que hipotecó su seguridad a los anillos de protección de los cubanos es ahora su prisionero. Abajo cadenas. Viva Venezuela libre de cubanos.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba