Opinión Nacional

La tumba del capitalismo salvaje

Seguramente si los chinos dejarán de producir sus manufacturas se pusiera en evidencia que EEUU ya no es Made in USA sino posiblemente un cascaron vacío, recuerdos de la otrora potencia mundial que lo podía todo. Y seguramente Fidel Castro en su etapa casi post mortem habría alcanzando la gloria de acabar con el imperio que le cerró las puertas para que su ingenio y productos “inundaran” el universo, con un bloqueo económico que no ha servido sino para sustentar la malévola “Revolución” corruptora de Latinoamérica.

Los chinos tuvieron que ser comunistas por necesidad, el hambre los llevó a ejercer todas las pruebas y un día se dieron cuenta que con eso no se comía y mandaron lejos a Mao, a Tao y a cuanto pensamiento condujera al pesimismo y resignación, consagrándose al más puro capitalismo con resultados extraordinarios. Lamentablemente el capitalismo no tiene comedimiento ni límites porque si no, no lo fuera de esta forma sucumbiría a sus propios fines, nada de solidaridad ni de sentimentalismo, el colofón último es producir más y más.

Así vemos como sin necesidad de exordios los chinos hipotecan a Venezuela aunque su pueblo se esté muriendo de hambre y abunden los ricos de la seudo revolución. Igual lo han hecho otros en menores proporciones entre ellos una de las más pobres economías europeas, la española, cual se ha propuesto con su Presidente y Canciller a hacerle las superiores concesiones al Presidente venezolano por tratarse de un servidor de la izquierda Castro comunista. Lula da Silva resulta escogido en cuanto concurso aparece con signos de alabanza, habiendo cosechado colosales réditos en sus negocios con Venezuela, el bipolar Lula ora socialista ora capitalista sabe exprimirle el sumo a su vecina nación.

El espíritu de Fidel ya anda suelto por Latinoamérica, encubierto por los rusos, chinos, españoles e indeliberadamente por su mayor enemigo USA. Los estragos irrogados a las democracias de este continente ya dejan su huella inquebrantable en Venezuela, Bolivia y Ecuador y casi sucede lo mismo en otros países como Argentina, donde los Kirchners “socialistas” tratan de adueñarse eternamente del poder.

La alcahuetería va dando resultados en el continente americano con su retribución petrolera y de ello nadie quiere estar exento, mientras el capitalismo salvaje e indoloro va engordando con Lula como figura estelar de la región. La izquierda fachendosa se cuadra también con estos gobiernos y le arrojan sus lisonjas desde Europa, semejante lo hace la izquierda analfabeta y tirapiedras. De esta manera crece la ruina en Latinoamérica, ya hasta parece irredimible en el corto plazo, los daños son crecidos y los países han espigado en corrupción y están ahogados en deudas. Así, se mantienen los regimenes totalitarios comprando los favores en el exterior y crucificando a sus naturales, negándoles la luz, el agua y la comida. El estilo revolucionario cubano va dejando sus ruinas y difícilmente se vera de nuevo la luz de la libertad en el corto tiempo.

Mientras esto ocurre el gran poder de los Estado Unidos se va derruyendo desde sus propias interioridades, quizá, también viciado por el socialismo de Obama y por su incoherente política exterior que no termina de ponerse de acuerdo entre los intereses del país y los devaneos de su Presidente. Esa honda contradicción nos permite vislumbrar al entonces “imperio” cuando advertimos sus posibilidades menguadas ante el crecimiento y expansión de China e India.

América no tiene voz propia desde hace ya cierto tiempo con esos escarceos para congraciarse con el “socialismo” perdieron todas sus fuerzas, y resurge enhiesta la figura de Fidel Castro, como si acaso estuviera cobrando sus últimos débitos, representado por figuras incoloras que ahora abundan con la bota puesta en el cogote de los pueblos suramericanos. El Alba, UNASUR, y hasta MERCOSUR están a punto de teñirse de rojo y enrumbarse a la misma miseria de quienes fungen de izquierdistas y revolucionarios y le sacan la madre todos los días al imperio. Esa es la doctrina de ellos, y Fidel con el ánimo orondo que los sostiene descaradamente. El comunismo irrealizable históricamente, actualmente se consolida con brutales dictaduras, sin la menor consideración ni respeto a los derechos humanos y glorificadas por los proxenetas europeos. Entretanto el mismo imperio se contamina y pierde fuerzas en el mundo capitalista para abrirle espacio al verdadero “capitalismo salvaje” que arrasará con todo.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba