Opinión Nacional

La UBE es del Presidente

El Presidenta ha fijado el mes de junio como la fecha tope para la
reactivación de todas las UBE (las existentes y las nuevas). Con esta orden
arranca la repotenciación de la estructura fundamental de la Segunda Batalla
de Santa Inés. Es bueno recordar que la UBE asume la “metódica desde
abajo”. Todo desde la base. Nada desde el cogollo. El Presidente fue muy
claro durante la Primera Batalla. Ahora, para la segunda, tiene que emplear
la misma estrategia vencedora y por lo tanto ratificar la esencia popular de
la UBE.

La UBE no es una partícula de poder de las organizaciones políticas para su
promoción. No es tampoco una estructura cupular para usufructuar el mando.

Las UBE son el poder popular para librar la batalla de reelegir al
Presidente con la mayor cantidad de votos que se aproximen a los 10
millones. A la UBE tienen que concurrir todas las organizaciones, formales e
informales, que respaldan al presidente y que se identifican plenamente con
el Proceso. No pude ninguna de ellas quedar por fuera. No puede tampoco
ninguna organización política asumir su control. La dirección de la UBE no
es designada por el dedo de ningún cogollo revestido de un poder cupular.

El Presidente fue muy específico en la estructura orgánica de su comando de
campaña en la Primera Batalla: la coordinación de la UBE la determina el
conjunto de elementos que la constituyen. Su dirección nace de los acuerdos
y decisiones que de su mismo seno se produzca, sin que intervenga ninguna
autoridad de partido alguno. Por eso es que esta metódica es desde abajo. No
hay injerencia de las estructuras formales, sea regional o municipal. Ningún
partido, ni Alcalde o Gobernador puede autoproclamarse jefe de las UBE. El
jefe de esa instancia de poder popular, con sabor a pueblo, es el Presidente
de la República.

Por eso la UBE es la esencia del poder popular. Allí converge el pueblo
revolucionario convocado por Hugo Chávez. La misión de la UBE dentro de la
Segunda Batalla de Santa Inés, se agrupa en cuatro objetivos: (i) captar 10
millones de votos, (ii) batir al adversario y debilitar sus fuerzas, (iii)
darle un espaldarazo popular de legitimidad por otros 6 años a Hugo Chávez
y, (iv) pasar a una fase de mayor nivel de profundización del Proceso
Revolucionario (cambio radical del Estado reformista).

Mientras se reorganiza la UBE, en este escenario de reactivación política y
de sinceración del Proceso, la UBE jugará un rol muy importante en estimular
la composición de estructuras revolucionarias. Para la nueva fase del
Proceso, después de la reelección presidencial, se necesitarán nuevas
unidades de base que acompañen al pueblo en su lucha por las
reivindicaciones de todo tipo y en la elevación de su conciencia para
despojarse del modelo reformista, cupular y cogollérico y así poder ahondar
decididamente en los cambios estructurales que demanda la revolución.

Eso exige a las UBE en este período de reactivación, instalar su respectivo
Centro de Formación Ideológica (CFI) y capacitarse a fondo para luchar con
garra, tenacidad y convicción en los siguientes asuntos de orden político:
(i) pedir a todos los partidos políticos del Proceso la renuncia de sus
autoridades para ir a la metódica desde abajo; (ii) elegir nuevas
autoridades por medio de las asambleas populares; (iii) una vez legitimados
por el pueblo, las estructuras electorales de la Revolución, reunir a sus
nuevas mandos convertidos ahora en voceros del pueblo y organizar la
Plataforma Unitaria; (iv) la Plataforma Unitaria pasaría a convertirse en el
componente electoral para inscribir al Presidente con una tarjeta única y
activar los mecanismos que contempla el sistema electoral de la Nación; (v)
con la experiencia obtenida, preparar a la militancia y cuadros
revolucionarios de la Plataforma para constituir lo que podría llegar a ser,
en el segundo semestre del 2007, el partido único bolivariano y
revolucionario.

Pero eso no es todo. La UBE puede ser factor de concientización para
preparar el terreno del inminente revocatoria que, a más tardar en marzo del
2007, se le tiene que realizar a todos los funcionarios
contrarrevolucionarios. Eso lo sabe el pueblo y la coyuntura de los 10
millones favorecerá su ejecutoria. Finalmente, la UBE también va a influir
en la difusión ideológica por todo el país de la base genoestructural de la
revolución bolivariana y su proyección continental antiimperalista y
gestadora de un nueva sociedad universal.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba