Opinión Nacional

La unidad necesaria

Han concluido los lapsos prescritos para la inscripción de los candidatos a gobernadores, alcaldes y miembros de las cámaras legislativas de los distintos estados y municipios del país. La lista es interminable.

Se ha invertido tiempo y esfuerzos en decantar las aspiraciones de manera de presentar al electorado un panorama que refleje la situación real de la nación.

No creemos, mejor dicho, estamos seguros que Venezuela se apartó, desde hace bastante tiempo, de los cánones que rigen a una sociedad democrática. Vivimos en una hacienda que tiene un solo dueño y donde se vive su voluntad.

Entonces, la contienda electoral que se avecina solo tiene como objetivo el escoger entre los designios del dueño de la hacienda y los deseos de quienes queremos vivir una nación decente, donde tengan cabida todos los ciudadanos con total abstracción de credos y razas y que fundamente su vigencia, tal como lo consagra la Constitución, en el respeto y la inviolabilidad de “la vida, la libertad, la justicia, la igualdad, la solidaridad, la democracia, la responsabilidad social y en general, la preeminencia de los derechos humanos, la ética y el pluralismo político”.

Dado que no estamos dentro de una democracia, es necesario plantear la contienda dentro de los parámetros entre los que se nos ha ubicado. Padecemos unas autoridades totalmente parcializadas. No existe la separación de poderes que también exige y pregona nuestra Constitución. El árbitro electoral está absolutamente parcializado, hasta el extremo de voltear la cara ante los dictados de la Carta Magna y seguir a pie juntillas los dictados del palacio de misia Jacinta.

La oposición al régimen ha realizado esfuerzos importantes para lograr una anhelada unidad dentro de los candidatos a ocupar las posiciones en juego. Lo ha logrado en la gran mayoría de las gobernaciones.

Hace falta que dentro de los lapsos prescritos por la ley, se efectúen nuevos esfuerzos para que el electorado libertario tenga un solo faro que guíe sus pasos hacia el necesario triunfo que condene las acciones de este régimen forajido.

Dentro de un sistema democrático es absolutamente deseable que al electorado se le presenten todas las posibilidades y exista una proliferación de candidatos. Dentro del esquema que vivimos solo podemos pensar y actuar dentro de dos alternativas: Reconquistar nuestras libertades y derechos o sufrir las consecuencias y los deseos de perpetuidad del régimen actuante.

No se han ahorrado delitos, somos campeones mundiales y olímpicos de corrupción, de injusticia, de arbitrariedades, de abusos de poder, de concusión. Se han sesgado las leyes, se ha inhabilitado, al margen de los dictados de la Constitución, a más de doscientos candidatos de la oposición (incluyendo a quienes se le voltearon al régimen) y se plantea una contienda donde el norte es único: derrotar al régimen. Para ello, la unidad es imprescindible.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba