Opinión Nacional

La Universidad contra el populismo

La Universidad de Los Andes ha demostrado de manera contundente el pasado viernes 16 de junio, su claro rechazo a los desmanes del gobierno. Efectivamente, miles de merideños, entre profesores, estudiantes, personal técnico y obrero marchamos con una sola consigna; No a la violación y respeto por la autonomía universitaria. Pero además, exigir respeto a los programas, proyectos y financiamiento llevados a cabo por los universitarios, aunado a la libertad de pensamiento. Porque precisamente la Universidad, vive y se alimenta bajo la libertad de pensamiento, en donde todas las posturas políticas e ideológicas se encuentran en diálogo, tolerancia y respeto mutuo para hacer plural las ideas para todos. En sí, hacer que la democracia funcione en los predios de lo cotidiano.

Cargados como lo estamos por un populismo militarista, tenemos la obligación y sobre todo el deber de protestar cada vez que sea necesario ante los atropellos por parte del desgobierno. Y lo importante que ha demostrado la marcha cívica que se realizó, es la demostración clara de los merideños, como la mayoría de todos los venezolanos, de que Venezuela es de todos y no de una minoría que desgobierna. Además revela la necesidad urgente de estructuras partidistas con un liderazgo unificado para activar de manera ciudadana la participación de todos para las próximas elecciones presidenciales y no permitir, la clara trampa que se pretende llevar a cabo en el ente electoral venezolano.

Si bien es cierto, los universitarios en el mundo son los que han activado los movimientos pro-democracia, son los universitarios los que desde esa noble institución buscan los valores democráticos sean respetados, valorados, añorados y sobre todo protegidos bajo el manto del respeto a la ley y al diferente, así como el respeto a los Derechos Humanos.

En definitiva, desde una posición política como pregunta abierta, la encuestadora Hinterlaces 2005-2006, evaluó: “¿cómo se considera usted su posición política a nivel general? Los llamados Ni-Ni, ubicados como aquellos sin interés por la política en un 51%; los Chavistas duros ubicados en un 37% y la oposición democrática dura anti-chavista en un 11%.” Es decir, la oposición debe rescatar el favor del voto y movilizar 51% confirmando la aceptación del 11% opositor duro, con lo cual podría desbancar a Chávez y su movimiento en diciembre de 2006, porque suman unos 62% no afectos al proyecto Chavista. Por ello la necesidad de la unificación de los candidatos actuales en-pro de una única candidatura. Baste decir aquí, que nada nos protege mejor de los autoritarismos que el desarrollo de una acrecentada y sólida cultura política democrática representativa extendida por toda la sociedad civil y en los aparatos del Estado, especialmente en las fuerzas armadas, en los gremios y sindicatos, en las organizaciones sociales, en los partidos políticos, y, sobre todo, en la ciudadanía.

Pero también es verdad que con fortaleza, mente lucida y perseverancia, se construyen grandes obras y se crean grandes sueños.

Nuestro gran compromiso será reconstruir las instituciones democráticas sólidas y eficaces. Nuestra lucha, mantener las libertades de expresión.

De nuestra participación y demostración de firmeza dependerá en gran medida los nuevos rumbos del país en está transición que ya no se debe prolongar más.

La Universidad no se crea por decreto presidencial, se crea por voluntades académicas con visión de país. La Universidad, como base universal de las ideas siempre busca y buscará en sus profesores y enseñanzas salvar la patria de la idiotez y mediocridad de los gobiernos de turno. Y aunque en ella la democracia no se ejecute en su totalidad, por su fe meritocrática, hace de los hombres y mujeres que la viven, mentes libres que se liberan de dogmas opresores, de tabúes demoledores. Porque el universitario siempre aupará, en su gran mayoría, los sistemas de libertades y respeto a los derechos e instituciones establecidas en democracia.

Es decir, la Universidad no ejecuta como tal la democracia pero la alimenta y refuerza en sus aulas, pasillos, centros de investigación e institutos.

En fin, “Una Universidad con una ciudad por dentro”, como lo dijo magistralmente Mariano Picón Salas. Una ciudad que vive y crece en el lomo de ésta, e incluso sus aportes científicos dan calidad de vida para muchos venezolanos.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba