Opinión Nacional

La VERDADERA revolución

Cada vez me convenzo más que la gran revolución del siglo XX, fue la inducida por Bill Gates con su software para computadoras. Hasta revolucionó el ámbito familiar integrando a todos en torno a sus aparatos. Los niños y jóvenes ahora son parte activa de la cultura, pertenecen a la identidad existencial de su familia, son tomados en cuenta y pueden canalizar sus reales iniciativas y aptitudes con mayor facilidad. La intercomunicación inmediata nos abrió a todos ese “mundo ancho y ajeno” revirtiendo la metáfora en lo propio y cercano. Se acabaron las mentiras, identificamos quién es quién. Sabemos dónde están los paradigmas de la verdad y las aberraciones del mal, y quiénes los representan. Los procesos son más cortos y descubiertos. Quizá los lapsos históricos y antihistóricos al presente no serán invulnerables y perecerán en menores períodos.

Conocemos y hablamos con el vecino que lo hallamos en cualquier parte del orbe. Nos topamos con individuos como Putin y no necesitamos escudriñar mucho para ubicarlo como un farsante, identificamos a quienes atentan contra la paz mundial como el presidente de Irán. En nuestro caso, Chávez no se eternizará como el general Gómez o Fidel Castro. La historia rueda rápido y cada vez más se “parece” a las micros, recibiendo los influjos de la tecnología. Todo es “breve”, por ello, parangonar el antes con lo existente de la revolución Gates no tiene vigencia, entramos en el período de conocernos para fraternizar o rechazarnos. Así, van apareciendo uno a uno los fenómenos, fulano de tal el malandro que gobierna en tal lado vulnerando los Derechos Humanos. En este proceso del conocimiento participamos niños, jóvenes y adultos.

A Bill Gates antes lo veía como intruso o como un abstruso impostor que nos mandaba señales, y no cuestiones importantes para nuestra libertad. No hay mayor libertad a la permitida por el Internet, ni mayores recursos informativos a los que provee esta vía.

En el área cultural los conocimientos se esparcen por el universo, lo que se pierde en profundidad se recupera en los intercambios y se van gestando las ideas y proyectos.

Sus defectos siempre serán abundantes, pero mayores son sus virtudes y el hombre tendrá la autonomía para enmendarlos. Internet es independencia, un paradigma vital para los seres humanos, es privacidad e intimidad al mismo tiempo, es solidaridad cuando compartimos, es diversión cuando jugamos. Quién en la historia de la Humanidad había logrado tantos propósitos con un sólo invento, tan habitual. De verdad que el mundo cambió y seguirá cambiando. Seguramente si Napoleón hubiese tenido un computador no hubiera perdido la batalla de Waterloo y las cosas “perdurables” de los pasados dignos de memoria “existirían”. Para bien o para mal las computadoras son una nota indispensable.

El ser perverso lo será siempre con y sin computadora. Y, al género humano da esperanzas que lo malo a la vista y “vindicativo” se desvanecerá con prontitud, todo llega y se va. No tendremos un dictadorzuelo eternamente, porque los ojos del mundo allí estarán para contribuir a su extinción. Prevalecerá en algún tiempo la armonía, el hombre luchará cada vez más por su libertad en cada palmo de la tierra. No estamos ajenos a la desgracia contigua, conocemos los adefesios que atentan contra la paz mundial. Todavía ese invento gringo no ha dado todos sus frutos para la compresión y humanización de los pobladores del planeta. Por eso, hicimos alusión al comienzo de un Putin, del Presidente de Irán, de nuestro ególatra usurpador a quien actualmente le reconocen. Sin olvidar que las relaciones humanas e inhumanas son complejas y que no podrán ser suplantadas por un computador, pero sus tiempos serán más efímeros a los previstos como sucede con los adelantos tecnológicos. Insistimos Internet es libertad despersonalizada, los héroes apodícticos no están, es el colectivo quien actúa en nombre de ellos. Llegando el día en que pisaremos un botón para expulsar a un tirano sin que haya un baño de sangre.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba