Opinión Nacional

La Vinotinto y la identidad nacional

No sólo en Venezuela también en el mundo entero el deporte forma parte de la vida nacional, de la cultura, de la historia de cada país, a tal punto que toda institución pública o privada contiene en sus políticas el deporte, ya que la población no concibe un mejor nivel de vida si no hay directrices que garanticen el goce de oportunidades de disfrutar las diferentes disciplinas deportivas.

            Es tan real que hasta los tuétanos son aceptados como héroes nacionales quienes destaquen en el concierto mundial, formando parte de la historia quienes logran hazañas. De impacto de envergadura nacional podría asomar que Venezuela ha tenido muchos éxitos en la materia, destacando aquellos que han tocado la fibra a todo un país sin escaparse ningún sector social: Los héroes del 41 victoriosos en el campeonato mundial de béisbol amateur, la medalla de oro de morochito Rodríguez en 1968 los juegos olímpicos de México (única conquistada hasta ahora), el éxito hípico de Cañonero en la triple corona americana, los exitosos peloteros de las grandes ligas.

            A este nivel ha sido el logro de la vinotinto, en esta ocasión integra en furor y ánimo a un país profundamente dividido por la terrible crisis política y social que padecemos, demostrando que una fase histórica donde las dentelladas y mentadas de madre son la cotidianidad pública y hasta familiar, podamos entender que mas allá de las posturas ideológicas existe la identidad nacional. Es decir Venezuela existe independientemente de quien ejerza el gobierno

            Lo curioso del asunto que la vinotinto está blindada en primer lugar ante un gobierno quien pretende secuestrarlo todo, hasta la designación de las reinas de carnaval o del último campeonato de bolas criollas la reina debe ser revolucionaria, y roja rojita, en segundo lugar de cualquier otra postura ideológica. Donde el gobierno debe asimilar que pretender asumir el éxito de la Copa América como resultado de su gestión deportiva y no reconocer el aporte privado y del resto de instituciones es una mezquindad del tamaño de una catedral.

            Por otra parte intentar manipular el deporte con la política no es buen negocio, es una vana ilusión. La dictadura argentina de Videla utilizó el mundial de fútbol de 1978 donde ganó el primer campeonato mundial en la categoría como su éxito, hoy nadie recuerda a esa nefasta etapa de la historia del país sureño, entre tanto prevalece es la historia de la celeste.

            Por tanto dejemos tranquilo el sueño vinotinto aprendí a vivirlo hace muchos años en mi natal colonia Turén, donde conviviamos muchachos de 50 países dándole patadas a un balón del mas universal de los deportes y congraciémonos con esta victoria que rescata nuestra identidad nacional. Quien enrostra para la angustia del resto de países suramericanos que  a diferencia de ellos no sólo jugamos basket, béisbol, volybol, no solo somos una novela también ganamos en futbol.

  Movimiento Laborista

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba