Opinión Nacional

Las bondades de Anzoátegui

El estado Anzoátegui tiene una extensión territorial superior a países como: Suiza, Israel, Bélgica y Dinamarca, a la vez que posee bondades naturales significativas; a diferencia de Israel que la mitad de su territorio es un gran desierto, la geografía de Suiza que es montañosa y Dinamarca que se encuentra por debajo del nivel del mar (países bajos) y se sustenta principalmente de la producción de cerdo, leche y mantequilla; pero aun con esa ventaja la calidad de vida que tenemos es vergonzosamente inferior a la de estos países. Otra de las suertes de Anzoátegui para tener servicios públicos óptimos, es que apenas tenemos cerca de un millón quinientos mil habitantes, mientras que en cada uno de estos países el número de habitantes oscila entre 5 y 9 millones. También poseemos una de las reservas de agua subterránea más grande del planeta debajo de la Mesa de Guanipa.

Estas comparaciones nos demuestran que la principal desgracia del estado ha sido la calidad de los gobernantes que hemos elegido; donde el populismo, la improvisación, la retaliación política, la corrupción y la falta de capacidad gerencial, no han permitido aprovechar las potencialidades de Anzoátegui para convertirse en el estado modelo de Venezuela.

Desde Boca de Uchire hasta Guanta contamos con 125 km. de costa con un gran potencial turístico, un rosario de islas marinas y zonas montañosas como el macizo del Turimiquire. Pero la contaminación, el deterioro de los servicios públicos y la falta de una política que identifique a la población con un correcto trato al turista; forma parte de la realidad que debemos superar.

De los 43.300 km2 que tiene el estado, el 61% de esta superficie presenta vocación agropecuaria; sin embargo las estadísticas indican una constante disminución del aprovechamiento de esta fortaleza acusando más de un 20% de desnutrición infantil y un alarmante desabastecimiento de alimentos básicos y mucha pobreza, no producimos ni las caraotas que nos comemos. La relación institucional que debe existir entre la gobernación, alcaldías y las empresas que tienen importantes inversiones en nuestra región no se puede limitar al cobro de los impuestos sino también a planes de empleo, sociales, culturales o de saneamiento ambiental en forma conjunta. Copiar lo bueno, no significa perder originalidad, por lo tanto debemos estudiar como países más pequeños que nuestro estado y con menos bondades naturales; son considerados prósperos y excelentes en la atención de las necesidades de los ciudadanos y su creciente calidad de vida.

Tal vez sea momento de revelarse con fuerza ante la imposición de un patético destino. Con lideres de verdad, independientes, ajenos a las cúpulas y sus chanchullos, debemos definir el rumbo y como alcanzarlo. Este próximo 23 Noviembre comencemos a escoger bien, con pinzas, con cerebro y desprendidos de pasiones partidistas, los hombres y mujeres resteados con el Anzoátegui que merecemos.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba