Opinión Nacional

Las comisiones de expertos y los expertos en comisiones

La ultima patraña del «vergatario bolchevique» es el cuento de La Comisión de expertos Cubanos que vendrá, presidida por uno de los Gobierneros mas infaustos del régimen cubano, a opinar sobre lo que precisamente menos deben saber, esto es del  tema eléctrico, de lo que menos saben en Cuba, pues todos los que tienen idea del desarrollo de ese infeliz país, saben y conocen que una de las fallas en la vida ordinaria de ese pueblo es la ausencia del adecuado servicio de alumbrado y fuerza.

        Las malas lenguas dicen que los  expertos en esas Comisiones, sostienen que quienes componen ese grupo son expertos en otras cosas, vienen para arremeter aun mas contra quienes justamente reclaman las in conductas del gobierno y en trampas electorales.

        No quiero ni referirme a los motivos que da nuestro ingenio popular a los verdaderos fines de esa incursión de expertos, a la que con el objeto de opinar sobre aquél tema que los justifica concurren ciento cincuenta hombres según se lo tiene informado.

        Yo creo que ni en un congreso de especialistas de electricidad concurren  tantos expertos llenos de kilovoltios intelectuales para opinar sobre un problema, que en el fondo no es tal, sino el producto de una tozuda negligencia oficial por ocuparse de algo insito en todo aquello que destinado como está al uso permanente  y rutinario, supone un adecuado mantenimiento y atención.

        Muchas cosas venían primero que esas preocupaciones por como andaban las cosas y como debían preverse, siendo esto último otra imprescindible preocupación para quienes tenían a su cargo el sector eléctrico nacional, es decir hacer los planes necesarios para contemplar adecuadamente las necesidades de crecimiento y poder satisfacer la demanda y el adecuado mantenimiento.

        La burla resulta ser que Cuba no es precisamente un país considerado a la cabeza tecnológica  de producción o distribución de energía, ni eléctrica ni de ninguna otra índole.

        Pero si bien esto no lo entiende ni aplica la gente de este gobierno preocupada mas por la charlatanería socialista, que por las verdaderas necesidades de un pueblo inculto y fácilmente manejable a punta de mentiras y de infelices promesas aupadas por el odio, por lo menos si les ha servido como excusa para traer al grupo de infames visitantes para que coadyuven con los macabros planes del gobierno para justificar su auto sustentación a ultranzas, reforzar la seguridad del ahora mas timorato de los Presidente mundiales y apretar a la oposición lo que llaman las cureñas con miras a las próximas elecciones.

        Así como en el sector eléctrico , otros importantes grupos y factores nacionales ya vienen colapsándose en el país, que sigue padeciéndolos, unos medio atendidos por la fuerza de sus magnitudes, otros agravándose, sin que se les ponga reparo o remedio alguno, transcurriendo  impávidos, mientras hacen crisis  para el gobierno, o a este le conviene utilizarlos como en el caso eléctrico para invitar a otras tournée de expertos en seguridad, guerrillas o para reprimir mas las libertades del pueblo , en esas o en otras cosas mas importantes para sus perversos y obstinados fines, si que son expertos los cubanos, hasta para fusilar a quienes disienten del sector oficial.

Campos sobrarán, seguiremos luego con lo del agua potable, colapso de vialidades de importancia, con el tráfico inmanejable de algunas de nuestras capitales de Estados, lo de la infeliz educación bolivariana y lo del hostigante tratamiento con nuestro país vecino, a quien  ahora tenemos, no para beneficio común y estratégico de nuestros  pueblos, sino para lanzarle  culpas cuando políticamente nos conviene y amenazarlos con conflictos bélicos.

        Y por cierto para terminar, me place profundamente difundir y hacerme eco de  una noticia que no puede acallarse, se trata de la liberación del Dr. Germán García, me congratulo con  su entrega sano  y salvo, hasta donde hemos podido conocer, se trata del fin de un lamentable y trágico episodio que nos puede ocurrir impunemente a cualquiera otro integrante de esta deplorable sociedad sin freno ni gobierno que la conduzca.

Después del mas largo secuestro de nuestra historia, deberíamos reflexionar sobre dicho episodio y sus consecuencias, exigir  cuando menos medianamente justificable, una razonable explicación de las autoridades encargadas de la seguridad ciudadana, y una legislación ejemplarizante contra los responsables de estos horrores.

En este caso ha sido la actuación del Gobierno la de triste papel como un responsable mudo y manido, inútil y tolerante, donde ni siquiera adecuada información pudo emitir sobre los sucesos que rodearon el criminal hecho.

        El mal ejemplo sentado es terrible y rechazable. A cualquier otro de nosotros puede ocurrirle, con iguales nefastos resultados, con o sin objeto, teniendo como responsables el hampa común, o cualesquiera otros ocultos fines, que dan mucho que pensar.

        Nada debe extrañarnos oír al ahora infeliz  barinés, imputando las culpas  sobre tan aborrecibles hechos a los pitiyanquis o al ejercito colombiano de liberación nacional, ni  tampoco el escuchar al pobre parlanchín embajador nuestro  en la OEA defendiendo lo  indefendible  para achacar las culpas a Radio Caracas y con ello a los Estados Unidos de Norteamérica, ni a su ahora nuevo aliado, Canadá, para procurar que nuestro país  no quede tan mal, como siempre ocurre, en el conjunto regional de los países de esa organización.

 Para eso han quedado nuestros embajadores , para tapar las embarradas y entuertos que salen al ruedo internacional.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba