Opinión Nacional

Las dádivas y lucha contra la pobreza

Simón Alberto Consalvi dedicó su columna semanal a AlbertoAdriani. No hay desperdicio en sus comentarios y en las enseñanzas que se pueden extraer.. Es importante la actualidad de un pensamiento que se vió truncado con su muerte prematura. Los jóvenes del año 37 conocimos de su profundidad. Consalvi en la Biograf{ía de ese gran humanista del siglo XX, Mariano Picón Salas, titulada «Profecía de la Palabra», le dedica un capitulo a Adriani. Queremos destacar la posición de Adriani en torno a las dádivas, las cuales consideraba perniciosas si no estaban vinculadas a un programa de desarrollo económico, de empleo. Leamos: 1935: «Adriani, desde Zea,,se convirtió en crítico de esa política (las dádivas de Gómez a los caficultores) y señaló cuáles debían ser los caminos de una estrategia inteligente y racional, cuyo destino no dependiera de la munificencia del general» (. Sigue: «No imponer la mendicidad obligatoria y trocar los agricultores en mendigos que agradecen la dádiva, si no producir y saber qué vamos a producir, es lo que necesita la economía» (artículo EN, 3/7/5) Para su época Adriani era un adelantado
El mundo ha despertado a la cruel realidad del porcentaje de pobres que existen en el mundo. Así crece el sentimiento de la lucha contra la pobreza y paralelo a ello programas sociales que mitiguen el hambre. En América Latina Chile ocupa el primer lugar en este combate y ha logrado hasta el presente reducir a la mitad el número de pobres. Venezuela registra un aumento de la pobreza. En 1989 el Parlamento Andino aprobó el «Compromiso de Quito: LA ERRADICACIÓN DE LA POBREZA UN IMPERATIVO POLÍTICO» En el se estampa esta conclusión:
«Hay que atacar a la pobreza en su raíz, en las concepciones que dominan las políticas económicas y sociales, y establecer una vinculación estrecha entre lo económico y lo social.Ello significa que hay que colocar a un lado, por inservible, toda visión que redúzcala lucha contra la pobreza a medidas de caridad, de beneficencia, de convertir al Estado en un ente benefactor y dispensador de favores».

Esta es la experiencia mundial que el autócrata se niega a reconocer. Ahora con el manejo caprichoso de cifras, por eje. un millón doscientos mil alfabetizados, que nadie está en capacidad de certificar, o los dos millones y tantos de reservistas, trata de ocultar su fracaso como gerente.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba