Opinión Nacional

Las Falsedades de los descubiertos

Este 12 de octubre se cumple un nuevo aniversario del llamado ‘descubrimiento’. Una denominación impuesta hace 514 años para esconder una desafiante realidad, sin que hasta el presente se haya podido rebatir colectivamente la gigantesca mentira sobre la cual se construyeron y aún se construyen mecanismos para denominar, calificar, estigmatizar un continente y su gente.

UNA ESCUELA PARA LA HISTORIA DEL PASADO

A este interesado y productivo instrumento que tan buenos dividendos ha aportado a la historia de la apropiación y la masacre, nos hemos enfrentado desde hace más de tres décadas. Lo hicimos desde la propia Escuela de Historia de la UCV, en la cual ni entonces ni ahora ha tenido cabida una perspectiva distinta para comprender este continente que la suministrada por la historia de los ‘descubridores’.

Difundimos nuestra posición en la Escuela de Letras, en la cual ni siquiera aquel supuesto movimiento renovador que prometía “Cervantes, camarada, tu muerte será vengada”, fue capaz de avanzar más allá de las rupturas formales para contribuir con una visión distinta. No logramos siquiera vencer aquel absurdo de una historia precolombina, como si este continente se hubiese inventado a partir de Colón.

HACIA UNA NUEVA PERIODIFICACION

Elaboramos desde la década de los ochenta una nueva periodificación que diera cuenta de la existencia de una historia milenaria, de un poblamiento ancestral, de unas formas de vida, que no podían ser borradas por el plumazo de una acción cuyo contenido fue y sigue siendo el de la invasión.

Y a partir del año 1986, en la Universidad de Los Andes, con sede en la ciudad de Mérida, se inició lo que luego se conocerá como el Movimiento de los No Descubiertos, que se ha desarrollado desde entonces, como una conciencia y condición distintas, para aprehender la historia de este continente y de este ex-país.

UN CONGRESO CONTINENTAL PARA ENFRENTAR

EL FESTEJO DE LOS 500 AÑOS

Desde la Cátedra Pío Tamayo y el Centro de Estudios de Historia Actual se produjo y produce una abundante bibliografía sobre el tema, con aportes de numerosos investigadores, docentes y personas comprometidas con una nueva visión-perspectiva de la historia. Cinco Reuniones Preparatorias anticiparon lo que fue el Primer Congreso Continental de los No Descubiertos, realizado en octubre de 1992, cuando buena parte del mundo occidental se dedicaba a festejar los 500 años de un evento desvirtuado con tal intensidad, que conserva hoy el peso específico de su contenido estigmatizador sobre nuestro colectivo y nuestro quehacer.

UN SIMPLE CAMBIO DE NOMBRE

Hoy, nos encontramos con un ‘socialismo siglo XXI’ que comenzó por cambiarle oficialmente el nombre al día. Y por Gaceta Oficial ordenó que en lo sucesivo, el 12 de octubre de cada año sea tenido y celebrado como ‘Día de la Resistencia Indígena’. Para nada se tocó el fondo del asunto, que alude a un acto de descubrimiento. No se niega la falacia. Simplemente se juega al cambio de denominación de la fecha de modo que recientemente le escuchamos decir a una escolar que el Día del Descubrimiento ahora lo llaman de otra manera.

Esto es parte de la historia que cambia las formas. Es la misma que se organiza para la destrucción de la estatua de Colón, pero sin cuestionar el llamado descubrimiento en su contenido-esencia. De allí que quede claro que el objetivo no esté dirigido hacia el logro de una verdadera ruptura respecto a la perspectiva de la historia determinada por los invasores-expropiadores-masacradores que entraron en acción hace 514 años y aún arreglan la historia a la medida de su conveniencia.

HISTORIA PARA LA MANIPULACIÓN

En este sentido es necesario observar que esta mentira es recogida y propalada por la historiografía que sigue los lineamientos e intereses de descubridores y descubiertos. Se trata de una historia que se junta a la dominación-manipulación para dejar las cosas en su mismo estado de perverso pasado.

NINGUNA EMANCIPACIÓN HA DESARROLLADO

UNA CONCIENCIA NO DESCUBIERTA

Y frente a esta actuación, la visión de los No Descubiertos apunta hacia una conciencia del proceso social vivido que ha estado vigente ininterrumpidamente por 514 años. El llamado ‘descubrimiento’ signó este continente y su gente de ‘inferior’, y ninguna emancipación del imperio español invasor de entonces, ha podido solventar la esencia del problema histórico que subyace a una perspectiva que justifica el sometimiento y el sojuzgamiento en base a la división de los hombres entre superiores e inferiores, descubridores y descubiertos, dominadores y dominados, domesticadores y domesticados.

DE COLÓN AL GP: LA MISMA HISTORIA

Ni la independencia ni la república ni el socialismo siglo XXI han logrado producir ni siquiera un proyecto de una sociedad igualitaria. Mucho menos una realidad que se aproxime a esos supuestos. La historia héroe-caudillo-mesías, que tiene en Colón su figura inicial y en el GP su más reciente expresión, sigue reinando en este ex-país, con su carga de perversión, atraso y destrucción.

LOS NO DESCUBIERTOS: UNA CONCIENCIA

Y CONDICIÓN DISTINTAS

El Movimiento de los No Descubiertos es una toma de conciencia que significa asumir la condición de gente, de colectivo que nos ha sido negada. Para comenzar a hacer la historia según nuestros propios designios, en función de construir una sociedad de iguales, para la producción, disfrute y superación permanente, en la cual se realice el pleno desarrollo de las potencialidades creadoras del hombre que la habita.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar