Opinión Nacional

Las insensatas cosas que ocurren en nuestro alrededor

Como es costumbre, queda corto y faltante espacio y tiempo para comentar todos los desatinos que ocurren el día a día de nuestro país. Nos toca esta semana, simplemente por escoger, de lo mas relevante, referirnos a las infelices declaraciones de la Presidencia del Tribunal Supremo en torno al problema de las ponencias sobre el tema de las inhabilitaciones, dedicadas todas, sin lugar a dudas a procurar descalificar la muy especial, seria y no parcializada opinión que pudiere emitir en el caso, el Magistrado Dr. Pedro Rondón H, unos de los muy pocos – para no decir el único- de los integrantes del Tribunal Supremo que ha mantenido además, contra vientos y mareas sus serios criterios ante el embate de la mediocridad, falta de cultura académica y mala fe que se pone de manifiesto en muchas de las decisiones de la Sala Constitucional y de la Sala Plena de esa entidad judicial.

Rondón H. ha demostrado desde el inicio de su desempeño como Juez, ser un profesional a cabalidad, debidamente informado y aquilatadamente formado en el quehacer de la justicia, lo cual por supuesto ni le perdonan sus compañeros de Sala, ni lo aprueban las gestas del gobierno afectadas cuando se declara algún desafuero de los que frecuentemente adorna el proceder del Ejecutivo nacional.

Lo que no han caído en cuenta muchos, es que con el escándalo armado, lo que se busca es descalificar la cabal y acertada decisión que puede producir Rondón H en el caso que conoce, logrando así descartas la muy segura docta y seria decisión a pronunciarse en el delicado caso de las inhabilitaciones y a puerta de la urgente decisión que debe producirse en tales casos.

De paso y hábilmente, ya también se adelante una posición del resto de los magistrados gobierneros, esto es, que en lugar de procurar una sola decisión que abarque todos los demás casos similares, por vía de una acumulación o de un avocamiento, se destaca públicamente que cada caso es diferente y debe quedar su decisión en manos de cada uno de los Magistrados ya designados como ponentes. Nunca antes se vio tal proceder en la superior entidad judicial del país.

De lo que se trata es de hacer aparecer que la opinión de tan digno ciudadano ya ha sido hecha del conocimiento público y con ello invalidar su actuación como Magistrado en todo y cualquier asunto que ataña a la melindrosa actuación que procura dejar a salvo la sucia jugada del Contralor de hacer objetables las postulaciones de quienes de alguna manera, por pertenecer a la oposición, se les ha vinculado a violaciones formales o no de dispositivos contables y manejo presupuestario.

Jamás había invertido tiempo ni declaraciones tan infelices la Presidenta del Supremo para defender o no cuentos vinculados a las ponencias que en el día a día se producen en los corrillos del Palacio de Justicia. En este caso, tan desatinado proceder tienen toda vigencia y utilidad, pues se trata de polutar el nombre del prestigioso magistrado que conocer uno de los casos de marras.

La gente pro gobierno siempre le anda adelante a los de la oposición, a ninguno de sus integrantes se le ha ocurrido en cambio denunciar o anunciar en público los cientos de guisos y cuentos que se producen todos los días en torno a casos y cosas que ocupan y llenan las mesas de los Magistrados del Tribunal Supremo.

Si quiere tener noticias al respecto y disfrutar de los oscuros y tenebrosos cuentos pasee por la sede del Tribunal Supremo, o inmiscúyase en algo relacionado con la justicia. Ni una sola de las Salas se salva de los comentarios ni es abstenía en la producción de guisos.

Recientemente vimos otro escandalazo contra otros dos de los magistrados, que por igual que Rondon, le hacen roncha, mortifican al gobierno, y no se allanan a las habituales barbaridades que ocurren en el acontecer de las Salas Supremas donde se fijan los derroteros de la Justicia.

Creo y sostengo sin temor a equivocarme, que aquí en Venezuela, hace tiempo se acabo la justicia, y con ella el Derecho. Para la gente izquierdaza y manipulable eso es un valor obsoleto y sin importancia. Mas relevante es ver como se cuadran las cosas para que el gobierno actúe impunemente contra cuanta institución y sujeto exista y se oponga a sus designios, salvo que pertenezcan a la triste mal llamada revolución.

En la era del Dorado Petrolero no hay tiempo ni lugar para la justicia ni el derecho, primero son otros valores, como aupar y acallar los negocitos, la corruptela, y el como acallar las decisiones compradas y la conchupancia con las mas insensatas decisiones del gobierno de Don Regalón.

Con profunda admiración fuimos sorprendidos en días pasados , en torno a estos comportamientos con un llamado y marcha de protesta efectuada por “pedeveseros” ( gente de PDVSA) de oriente, contra el nuevo irreverente gesto ilegal y contrario a la propia Constitución, en el cual el Sr. Chávez dispone nuevas formulas de financiamiento para las ventas preferenciales de Petro-Caribe y que por supuesto no son actuaciones censurables ni objetables ni por Contraloría ni de justo reproche por ese ignominioso organismo que se denomina la Asamblea Nacional.

Las cosas como que ya están rebozando el vaso y la gente han comenzado a darse cuenta de las arbitrariedades que se comenten día a día y a la luz pública.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba