Opinión Nacional

Las modificaciones sobrevenidas de leyes

Venia pensando en la serie de insensateces y disparates que oye uno o lee todos los días, desde que se levanta hasta acostarse y sin mengua por que sea domingo o sábado, pues en ambos días también la locura abruma, y la pasión política desencadena ideas y truculencias que no se ajustan a lo cuerdo ni a lo sensato, y por lo tanto ni pensar que acompañan al bienestar nacional o al crecimiento del país. Como siempre lo que más abruma son las insensateces y proyectos normativos o conducta legislativas en la Asamblea Nacional, en estos días pasados el Vice-Presidente de la República, con tono de magíster magistrorum, profería estas significativas palabras: «Se introducirá a la brevedad una modificación parcial de la Ley de Licitaciones, sobre todo para preveer el caso de que en supuestos de terminación anticipada el Estado pueda tomar posesión de la obras y de los equipos y bienes que en ella se encuentran,” Quien oye lo dicho imagina que el pobrecito Estado, que no tiene en sus manos siquiera las celebres llamadas potestades y cláusulas exorbitantes, requiere de mayores poderes aún para sacar a esos bandidos, enemigos del pueblo que se llaman los contratista. Pero vayamos con calma, quienes escogen y como se escogen a esos contratistas. No se lo hace precisamente por idoneidad, capacidad y buena técnica, sino por el eterno amiguismo político, los mas, otros serios y responsables o no, pero no amigos del nuevo Ministro, o Jefe encargado de obras, los llaman, no precisamente para saludarlos y si les dejan claro que la administración de turno se siente incómoda con un contratista que no les apareja confianza, y no obstante las bondades de la ejecución del contrato, les sugieren desistir de la obra, los más decentes, o simplemente le aplican la norma de la comentada Ley sobre terminación anticipada de los mismos, en la generalidad de los supuestos, sin motivo ni causa legítima, y lo peor, sin siquiera levantarles un expediente administrativo, donde le den oportunidad de exponer sus razones o sin razones y » zuaz», le quitan a la fuerza y con Guardia Nacional, como se usa ahora, el ingreso a las obras. Es falso que la terminación anticipada no este contemplada en el Estatuto legal de marras, lo que si no está, ni debe estar es que ello ocurra sin respetar los derechos del contratistas, sin oírlo, sin debido proceso y cometiendo una grave injusticia, lo que a futuro se comprobará en un tortuoso juicio por incumplimiento y daños, que muy a pesar de los buenos o malos oficios de la Sala Político Administrativa, la hará negar el reclamo con gran injusticia, o inventar argumentos para justificar el improceder de la administración que comete la falta, todo eso en perjuicio de la oportunidad de entrega de las obras, y con mayores costos para el Estado. Lo que si debería averiguar la insólita Asamblea y su apéndice enfermizo e infuncional, esto es, la Contraloría, el que, el porque y el como se entregan y se revocan contratos, el que, el como y el porque, en plena ejecución de los contratos, la regla es que no existan los proyectos terminados de las obras o sus partes, no obstante lo cual se contratan, y el como y el por que se permite se inicien las obras sin las partidas necesarias, obligando o permitiendo que el contratista en parte sea el financiador de las obras, a quien luego lo desmadran si les quitan los contratos a pesar de ese doble esfuerzo de ser ejecutor de obra y doliente financiero de las mismas. De paso, quienes, como y porque se están concediendo contratos a firmas y empresas desconocidas, por lo general vinculados a ciudadanos de otras nacionalidades de origen, que vienen bien forrados de»biyuyos», pero también con las mejores intenciones de realizar grandes contratos con mejores beneficios, cuando hay tanta empresa nacional constructora pelando, aun no siendo pitiyanquis ni integrada por golpistas. Iguales comentarios deberíamos hacer en torno a otros proyectos de Ley trasnochados, de esos que entran y en función nocturna y despoblado resultan aprobados en una sola sesión, de leyes que interesan al Vergatario Bolchevique para seguir con sus arbitrariedades como lo son la Ley de tierras bajo la excusa de acabar con el maligno tercerismo, la de arrendamientos urbanos para extinguir a esos capitalistas sobrevenidos que construyen para vivir de la sangre de los inquilinos, sin importar que con ello cumple un cometido del Estado, cual es de hace viviendas, urbanizar y desarrollar tierras urbanas y rurales, y pare Ud. de contar. Todo apunta a ese desbarajuste que carga el que les conté a pesar y todo de que igualito lo ayudará el gran manco del organismo supremo electoral, por las venideras elecciones, que al fin y al cabo poco ayudaran a enderezar tanto entuerto cometido y les dejo por allí el bojotito de las comunas, consejos comunales, bancos comunales etc., que a pesar de ser harinas del mismo costal ameritan comentarios separado.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba