Opinión Nacional

Las Primarias se pueden hacer con el RR nuevo Firmazo

El posponer el debate de las candidaturas es más nocivo que afrontarlo. Simplemente porque ese debate se está dando sin la participación de la Coordinadora Democrática.

Los trapos rojos que saca el gobierno, no son producto de la casualidad, obedecen a una exhaustiva indagación de las autenticas inquietudes del pueblo. Con gran diligencia ellos, Chávez y su camarilla, interpretan el sentir popular, el cual manipulan y subvierten en un maléfico juego en contra de la oposición, pero la esencia misma del trapo rojo es una solicitación de los ciudadanos, que el olfato político de nuestros dirigentes no detecta. No debemos embestir la manipulación de estos capotes, pero si debemos detenernos a revisar cual es el fondo real que configura este tema electoral en todo ese movimiento del oficialismo por designar candidatos.

La temida división de la oposición se está gestando silenciosamente en el ánimo de la capital y la provincia, como ejemplo tenemos los sucesos en el Táchira Bolívar, donde la Coordinadora presenta trece dos posiciones contrapuestas por apoyar candidatos que el pueblo no reconoce como propios.

El tema de unas «primarias» para elegir el candidato único se está regando como pólvora. Mientras más se empeñan los operadores políticos en evadir el tema, mas toma esta iniciativa vida propia, sin estratagema, sin configuración, sin lineamientos, formándose una matriz de opinión realenga. No contando acaso con las debidas disposiciones constitucionales que rigen como debe escogerse a un candidato.

Los últimos desaciertos de la oposición se engendraron ante este tipo de descuidos, en laboratorios se fraguaban las estrategias, mientras se creía que con el discurso se guiaba a la ciudadanía, cuando en la realidad la ciudadanía estaba decidiendo acciones, que luego tenía que adoptar apresuradamente la dirigencia, con las consecuencias de la improvisación para arreglar el entuerto. Por supuesto gracias a estas acciones de la Sociedad Civil, hemos llegado a este punto de la brega, pero es innegable que el costo ha sido alto, hecho que se hubiera podido prever con tan solo oír a tiempo el rumor de la calle.

Utilizar el RR segundo Firmazo o el nuevo firmazo para realizar una escogencia consensuada de las candidaturas que sean necesarias, es la mejor forma de darle curso de una manera ordenada y transparente a un petitorio nacional.

El voto permite conocer, en los sistemas democráticos, la estructura de la Opinión Pública.

Si logramos con unas «Primarias» o elección por votación de un candidato único, el mismo día del RR nuevo Firmazo, se resolvería la interrogante de quien será el que encaucé la transición reformadora de los próximos tres años, entonces la preocupación y la ocupación de los venezolanos se centrará en el consenso país, la reconciliación y el acuerdo de gobernabilidad.

Y es que de eso se trata, preparar las bases de un acuerdo de gobernabilidad, porque él que crea que este acuerdo es entre los miembros de la Coordinadora Democrática, que este es un pacto entre los Partidos Políticos, ONG’s, Fedecámaras y la CTV únicamente, no ha entendido nada de este enorme movimiento civil que se ha desarrollado en Venezuela. Basta con solo preguntarse: ¿Fueron las maquinarias políticas de los Partidos o ONG’s las que movilizaron a millones de venezolanos a esta protesta nacional? ¿Fue el discurso ideológico de los Partidos el motivador de este renovado nacionalismo actual?
Los miles de venezolanos que acudieron al Paro Nacional, a marchar diariamente, a un Firmazo, no los movilizó ningún líder particular, los movilizó una voluntad democrática, el deseo de una mejor Venezuela, la convicción de que el pueblo es una fuerza indetenible. Son esos millones de venezolanos los que hacen gobernable o ingobernable el país. Es con ellos, con los cuales hay que transigir la gobernanza que haga viable un programa de recuperación del Estado.

Definitivamente, el verdadero pacto de gobernabilidad será entre la ciudadanía y sus futuros gobernantes, avalado por la Coordinadora Democrática, pero ¿Como firmar un acuerdo con millones de personas? ¿Quien se abrogará la representación de la Sociedad Civil nacional para esta avenencia? La única manera excelsa, es legitimando ese liderazgo en una elecciones «Primarias» realizadas en el RR Firmazo.

No cometan el mismo error del Referéndum Revocatorio, al introducirlo a la recolecta de firmas a última hora sin el suficiente estudio y consulta. Analicen la propuesta que se hace desde las bases del público, que nos los vuelva agarrar la ola sin respuestas concretas y meditadas, porque el pueblo nunca se equivoca, lo pueden engañar como hizo Chávez, pero no se equivoca en la claridad de sus demandas.

Una candidatura que emerja de la voluntad popular es sin duda un acuerdo firmado, sellado y respaldado para emprender la Venezuela que todos queremos.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba