Opinión Nacional

Lata

La primera acepción que de la palabra lata registra el DRAE es la de “hojalata”, seguida de “Envase hecho de hojalata (…)”. Y bajo el artículo hojalata en el mismo DRAE leemos: “Lámina de hierro o acero, estañada por las dos caras”.

No sé hasta qué punto sea exacto que la lata u hojalata, que, ciertamente, es una “lámina de hierro o acero”, esté siempre “estañada por las dos caras”, ni por una sola, en el entendido de que “estañar” es, según el mismo diccionario, “Cubrir o bañar con estaño las piezas y vasijas hechas de otros metales, para el uso inofensivo de ellas”.

Lata, en efecto, es la forma común y corriente de llamar a la hojalata: “Construyó un rancho con cartones y pedazos de lata que recogía en los basureros”; “Taparon el hueco poniéndole un pedazo de lata encima”.

De igual manera, lata se le dice a un envase hecho de lata u hojalata: “Compré una lata de leche en polvo”; “Dormían en un solo cuartico, como sardinas en lata”; “Me corté abriendo una lata”. Es posible que lo de “estañada por las dos caras” que el DRAE atribuye a la lata u hojalata, se refiera a los envases de lata para alimentos u otras sustancias, pues, efectivamente, la lata con que se fabrican tales envases se recubren de estaño u otros metales, por varias razones, entre ellas las higiénicas cuando se trata de envases para alimentos. También la lata que, cortada en láminas, se destina a la construcción de techos de viviendas, u otros fines, suele ir recubierta de otro metal, en este caso el cinc.

Nadie, al menos en el lenguaje coloquial llama hojalata a la lata.

La palabra lata tiene otras acepciones, de las cuales las más interesantes son la 5ª y la 6ª: “5. coloq. Discurso o conversación fastidiosa. 6. coloq. Cosa que causa hastío y disgusto a alguien: Aquello fue una lata. ¡Qué lata!”. Del mismo modo, dar la lata, o dar lata a alguien, equivale a “Molestarlo, importunarlo, aburrirlo o fastidiarlo con cosas inoportunas o con exigencias continuas”.

De estas acepciones derivan otros vocablos muy expresivos. Latoso por ejemplo, según el DRAE equivalente a “Fastidioso, molesto, pesado”. Y como usual en Ecuador “embustero” y “pedante”.

En Venezuela, en lenguaje coloquial, se usa lata como despectivo, para referirse a un automóvil viejo y deteriorado. Y cuatro latas se le dice a un carro barato, pequeño y muy sencillo, aunque esté en buen estado.

Oiga de lunes a viernes, a las 11,10 a.m., el micro CON LA LENGUA EN ONDA, por RADIO ONDA 107.9 FM, la superestación, en el programa de Mari Montes.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba