Opinión Nacional

Laura en su salsa

Como Laura en América está causando malestar en ciertos sectores de la sociedad venezolana, he aquí una propuesta orientada a que se haga un reality show con hechos más descarnados, más cercanos a la vida real y por supuesto que generen reflexión.

Laura en su Salsa es el nombre sugerido. Se emitirá desde Venezuela. La trasmisión debe ser en «prime time», con repetición en la madrugada. Hay opciones para la puesta en escena. Las sedes del Congresillo, el Tribunalillo y el Consejillo serían ideales. La escenografía contempla un dedo gigante apuntando a los protagonistas, una gallina despecuezada y unas togas descabezadas. En segundo plano se ve un hombre corriendo, cual Forrest Gump. Persigue a una dama desnuda que en plena huída intenta quitarse una venda de los ojos y tira a la basura una balanza.

Guión: En el set, Laura entrevista a un alto representante del Gobierno. No puede explicar cómo unos revolucionarios bolivarianos, patriotas y soberanos, aceptan que los gringos compren activos del país a precio de gallina flaca. Tampoco sabe dónde están los reales del excedente petrolero y hace mutis cuando se le pregunta sobre el caso Cavendes.

La mujer, toda histriónica, empieza a darle con el micrófono. Le grita ¡Bruto!¿ Eres patriota o no, quieres a tu país o no, estás consciente de lo que hiciste? Y se da todo un jaleo… Sudorosa y ronca, Laura detiene su actuación y anuncia unos comerciales.

En el siguiente espacio, entran dignificados de Vargas. Empieza el careo. Ahora el soberano le da lo suyo al funcionario. Le gritan bicho, malvado, nos engañaste, eres peor que las cúpulas podridas, farsante, asqueroso y un largo etcétera censurado por un pitico. Varios extras azuzan a los exaltados.

Para bajar un poco los ánimos, interviene la Bozzo, en rol de moderadora. Muestra testimoniales de los niños de la patria que dan fe del espíritu libertario de la Revolución. El Gobierno les permite seguir deambulando por estas calles, y estimula la individualidad y la solidaridad.

Toca relajar el ambiente. Se pone al aire el espacio revolucionario » Micronoticias» que produce un terrible estallido de carcajadas en la audiencia. Todos saben del desempleo, la inseguridad y la miseralización venezolana, así que no les queda otra que ver como chiste el mensaje oficialista.

Laura quiere más. Tiene tremendo tubazo: El Presunto Fracontirador que quiso atentar contra la vida del Presidente. Por si fuera poco, el programa incluye una historia de fantasmas, es el caso Micabuuuuu, y sus intringulis.

El cierre es espectacular. Entra Timoteo Zambrano. Con una sonrisa irónica confiesa que Chávez fue un invento de los adecos. Visto que no pueden mantener más la pantalla, se unen nuevamente para que no sólo los del MVR roben, sino que dejen robar a los demás. Los venezolanos se enteran por televisión- y ante todo el mundo- de su realidad ficticia.

Con un show como el descrito, Laura ya no tendrá que defenderse de quienes le atacan. Más bien haría un gran favor porque mostraría que no hay más miseria en quienes «descuecen» sus miedos y vicios frente a la teleaudiencia, que en aquellos que intentan disfrazarlos con caretas de honestidad.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba