Opinión Nacional

Legalizar el trasplante del castro-comunismo

A la Corona Española le entregaban sus colonias americanas un tributo en oro, plata y perlas, con los cuales la metrópoli financiaba ejército, policía, educación y salud. A Cuba le entrega Venezuela todo el petróleo que necesita en calidad de tributo, puesto que no lo paga, pero a cambio nos da lo mismo que cualquier metrópoli: maestros cubanos para el adoctrinamiento comunista, médicos cubanos para la penetración en las comunidades, y toda clase de agentes coloniales colocados en la Fuerza Armada y en los servicios de seguridad, y en general en toda la Administración Pública donde actúan y mandan como “ministerios paralelos”. Son agentes cubanos los que protegen de los venezolanos al que se supone sea su presidente.

El neocolonialismo a la cubana
No hay, pues, una relación mercantil entre Venezuela y Cuba, ya que ésta no paga los productos y servicios que recibe. Se trata en verdad de un tributo colonial de vasallaje para sostener a la metrópoli y a sus agentes coloniales, por lo cual Venezuela ya no es una república independiente sino una colonia de Cuba. Se trata de una nueva forma de colonialismo. Es un neo-colonialismo fundado en razones ideológicas, pero distinto al practicado por la Unión Soviética la cual financiaba a su colonia americana que era Cuba. En este neocolonialismo la metrópoli es sostenida por la colonia.

El socialismo del siglo XXI es un invento colonialista
Al igual que la Corona de España le impuso a sus colonias americanas una copia del modelo político-económico de la metrópoli, del mismo modo la conspiración colonialista ha decidido pasar a la etapa de trasplante a Venezuela del modelo político-económico de Cuba (castro-comunismo). Ya ha avanzado bastante en este sentido, ahora se propone completar la “cubanización”. Esta es la verdadera finalidad de la reforma constitucional. Al igual que la Corona de España estableció el régimen jurídico de sus colonias americanas, del mismo modo se vienen dictando una especie de Leyes de Indias, inspiradas y redactadas por los agentes coloniales cubanos. Esta es la finalidad de la ley habilitante. El trasplante del sistema político-económico de Cuba se encubre con un supuesto Socialismo del Siglo XXI, denominación vergonzante del castro-comunismo, por lo cual el tal Socialismo del Siglo XXI no es una creación autóctona sino un invento colonialista.

El porqué de la presidencia vitalicia
Advertido del rechazo del pueblo venezolano al trasplante del modelo político-económico de Cuba, el jefe de la conspiración contra Venezuela, Fidel Castro, le ha dicho al brazo ejecutor de la misma, Su Majestad Imperial, que si deja el cargo, por cualquiera causa, a la conspiración colonialista, mal llamada “revolución bolivariana”, se la llevará el viento. Con esto queda dicho que para la conspiración colonialista es absolutamente necesario que el Presidente de la República se perpetúe en el poder. De allí que la presidencia vitalicia, en forma de reelección indefinida, sea un invento colonialista destinado a asegurar que Venezuela siga sosteniendo a Cuba.

El jefe de la conspiración, Fidel Castro, no quiere correr riesgo. La historia enseña que otro presidente, incluso chavista, puede romper esta relación de dependencia, por razones de dignidad nacional, y restablecer la plena independencia de Venezuela en la definición de su política interior y exterior, rechazando la intervención de Fidel Castro y de sus agentes en Venezuela.

La realidad lamentable es que nuestra política interior y exterior se decide en La Habana, donde se la planea y desde donde se le hace seguimiento. Nos avergüenza constatarlo, pero aún más nos avergüenza que nos hemos sometido a Cuba, y concretamente a Fidel Castro, sin disparar un tiro. Sólo nos queda emprender sin titubeos la tarea ineludible de conquistar la segunda independencia, esta vez contra Cuba, para lo cual hay que desalojar del poder a los colonialistas que le sirven.

FRASE
La conspiración colonialista ha decidido pasar a la etapa de trasplante a Venezuela del modelo político-económico de Cuba (castro-comunismo), con el nombre vergonzante de socialismo del Siglo XXI. Esta es la verdadera finalidad de la reforma constitucional.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba