Opinión Nacional

¿Leyes de espaldas al país?

La Ley Habilitante publicada -hace un año- el lunes 13 de noviembre de 2000 en la Gaceta Oficial número 37..076 y que faculta al poder ejecutivo para legislar; establece que éste debe informar a la Asamblea Nacional EL CONTENIDO de los decretos leyes que elabore basándose en esa Ley Habilitante, por lo menos con diez días de anticipación a su publicación en la Gaceta Oficial. Igualmente, que la Asamblea Nacional debe organizar una Comisión Especial para recibir la información que le suministre el poder ejecutivo, y que dicha comisión debe reflejar en lo posible la composición política de la asamblea nacional:

«Ley Habilitante, Artículo 4.La Asamblea Nacional designará de su seno una Comisión Especial,
que refleje en lo posible la composición política del Cuerpo, a la que el Ejecutivo Nacional informará por lo menos diez (10) días antes de su publicación en la Gaceta Oficial, del contenido de los decretos elaborados con base en los poderes delegados mediante la presente Ley.»

Es sumamente importante que los venezolanos exijamos a la asamblea nacional que le informe al país quienes son los miembros que integran la mencionada comisión especial y que los medios de comunicación, partidos políticos, ONGs, y otras formas de la Sociedad Civil organizada, le exijan a los miembros de esa comisión una información amplia, oportuna -y detallada- del contenido del articulado de los 27 decretos presidenciales que el gobierno pretende convertir en nuevas leyes del país, sin que los venezolanos las hayan conocido previamente.

Son nuevas normas que afectarán a todos los venezolanos, elaboradas de espaldas al país, en secreto, y que el gobierno pretende convertir en leyes de la república, sorpresivamente.

Aunque el plazo es claramente menos que insuficiente, en diez días los venezolanos podrían enterarse de los aspectos cruciales de lo que pretende el comunistoide gobierno de Hugo Chávez y sus camaradas, y reaccionar para impedir que sean publicadas en la gaceta oficial, aquellas normas que puedan ser perjudiciales a nuestras libertades, a la propiedad privada y al futuro político y económico del país.

No hay que dormirse. El presidente en su última mini-cadena afirmó que «miles y quizás millones de venezolanos» habían participado en la elaboración de esos decretos leyes, lo que se constituye en otra mentira más de las muchas que le ha dicho al país.

Tampoco debemos pasar por alto, que un idéntico procedimiento -elaborar las leyes en secreto para presentarlas a los ciudadanos a golpe y porrazo y sorpresivamente- es lo que permitió a los comunistas consolidarse en Cuba.

Todavía tenemos tiempo.

No debemos permitir que un grupúsculo de comunistoides trasnochados nos arrebaten nuestra forma de vida y nuestro país.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba