Opinión Nacional

Libertario

En estos días, un animado intercambio de opiniones entre varias personas en INTERNET ha revivido una vieja controversia, acerca del significado de la palabra libertario. Uno de ellos suele escribir sobre temas políticos empleando como seudónimo dicha palabra, en el entendido de que la misma significa amante de la libertad. Otro de los intercontertulios le ha señalado lo que considera un error, porque libertario no significaría tal cosa, sino algo así como anarquista, e incluso libertino.

En efecto, el DRAE define libertario como un adjetivo que califica a la persona que «Defiende la libertad absoluta y por lo tanto, la supresión de todo gobierno y de toda ley». Y a renglón seguido remite al término comunismo. Esta definición, que es la que se da ya en la primera aparición del vocablo en el DRAE, en su edición manual de 1927, se mantiene hasta el presente, y se repite casi sin variación alguna en todos los demás diccionarios. Algunos le dan como sinónimos ácrata, anárquico, anarquista. Incluso un diccionario excelente y muy moderno, el Diccionario de uso del español de América y España VOX, relaciona libertario con libertarismo, y de este dice: «Doctrina política que pretende la desaparición del Estado y de sus organismos e instituciones representativas y defiende la libertad del individuo por encima de cualquier autoridad». Y el Pequeño Larousse ilustrado (10ª ed. 2004) habla de una «rama comunista del anarquismo, llamada también comunismo libertario«.

Pero el amigo que usa como seudónimo el vocablo libertario se mantiene en sus trece, y arguye que la definición del DRAE y demás diccionarios está equivocada.

En realidad, no es que la definición de los diccionarios esté equivocada, sino que es incompleta. Porque si bien esa definición es válida, en Venezuela, y presumo que en otros países, libertario significa también referente o relativo a la libertad, y estirando un poco el concepto, podríamos extender este significado hasta el de amante de la libertad. Tal es el caso cuando decimos, por ejemplo, «las ideas libertarias de Simón Bolívar», o «el sentimiento libertario de los venezolanos». En ambas frases libertario no tiene nada que ver con anarquismo ni con comunismo, y el que esos significados no figuren en el DRAE no quiere decir que no existen o que no son válidos.

No es este el único caso de un vocablo que tiene un significado general, registrado en el DRAE, pero que en Venezuela u otros países significa algo distinto. Pantano, por ejemplo, para nosotros es sinónimo de barro o lodo. Pero el DRAE dice que pantano es una «Hondonada donde se recogen y naturalmente se detienen las aguas, con fondo más o menos cenagoso. || 2. Gran depósito artificial de agua. || 3. Dificultad, óbice, estorbo grande». Es decir, pantano es lo que nosotros llamamos un charco, una laguna o una represa. Otro ejemplo es la palabra chola. El DRAE define chola como una voz coloquial sinónimo de cholla, y a esta como»Cabeza (parte superior del cuerpo). || 2. Entendimiento, juicio». Pero en Venezuela chola es otra cosa: en algunas regiones del país se le dice así a una chancleta, pantufla u otro tipo de calzado de uso casero, distinto del zapato; en otras regiones, usada en plural, son los testículos. Un tercer ejemplo: mesonero significa, según el DRAE, «Perteneciente o relativo al mesón», que es «un establecimiento típico, donde se sirven comidas y bebidas». Pero en Venezuela mesonero es la persona que sirve al público en bares y restaurantes, y esta acepción ya ha sido registrada en el DRAE como venezolanismo. Los ejemplos podrían multiplicarse.

Por otra parte, nada hay en la palabra libertario que indique que necesariamente debe signficar lo que dicen los diccionarios. Este signifcado ha sido, sin duda, producto del uso, pues etimológicamente no tiene por qué ser así. En efecto, libertario es una palabra compuesta con el sustantivo libertad y el sufijo ­ario. Ahora bien, este sufijo, según la costumbre y tal como lo registra el DRAE, «Forma adjetivos que indican relación con la base derivativa. Bancario, embrionario. || 2. Forma sustantivos que significan, entre otras cosas, profesión. Boticario, ferroviario. || 3. Se refiere a la persona a quien se cede algo. Concesionario. || 4. Señala el lugar donde se guarda lo significado por el primitivo. Campanario, relicario«. Como se ve, el valor de libertario como lo referente a la libertad está perfectamente establecido en al primera acepción del sufijo ­ario. Y por si fuera poco, ninguna de las otras acepciones comprende el significado de libertario como sinónimo de anárquico o comunista, a menos que se acoja al impreciso «entre otras cosas» de la 2ª acepción.

De modo que es perfectamente válido usar libertario como lo relativo a la libertad, e incluso como sustantivo que designa al amante de la libertad. Y por ello hay que pedir a la Real Academia que en futuras ediciones del diccionario incluya esa definición como venezolanismo, o como americanismo si, como es de suponer, se usa del mismo modo en otros países de nuestro continente. Ya lo dijo don Andrés Bello, con su inmensa sabiduría, en el Prólogo de su Gramática: «Chile y Venezuela tienen tanto derecho como Aragón y Andalucía para que se toleren sus accidentales divergencias, cuando las patrocina la costumbre uniforme y auténtica de la gente educada».

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba