Opinión Nacional

Liderazgo

Sin contar con los venezolanos, Chávez quiso imponer como norte «Patria, Socialismo o Muerte», estaba escrito que él no obtendría la Patria, ni la vería Socialista. En su intento retó a los demócratas, a la juventud, a la Iglesia, a países vecinos, al ciudadano trabajador, educado, profesional y productivo.

Desafió la naturaleza. Intentó transformar nuestra esencia, dominarnos, manipularnos, atemorizarnos… al final le tocó la tercera opción: la muerte.

No basta con desear imponerse por la fuerza, es necesario contar con una sociedad débil y muchos cómplices. En esto tiempos abundan, sigilosamente pululan como sabandijas bajo los intereses de sus herederos, pero también es cierto que existe un número importante de patriotas, que jamás se han rendido frente al poder arbitrario.

Muchos han sido los sacrificios, gracias a ellos en nuestro país, la democracia, la libertad, la propiedad privada, le prensa libre, la Universidad autónoma, el movimiento estudiantil siguen siendo una opción.

Es evidente que los esfuerzos no han sido suficientes, quizás fallaron las estrategias, los métodos o las propuestas, ya que el riesgo de perder la patria sigue vigente.

Sabemos que hemos avanzado, lo que significa que mucho de lo realizado ha sido positivo, es probable que no tuviéramos otras alternativas.

Sin embargo llegó la hora de la imaginación, de la osadía y de la intuición política.

La inteligencia, las concepciones democráticas, el deseo de libertad, nuestra formación, nuestra razón de ser, tienen que servir para definir acciones y comportamientos eficaces, los que nos permitirán vencer la incivilidad y la opresión.

Los líderes democráticos deben asumir el camino definitivo, el liderazgo que nos permita cruzar el punto sin retorno, el de la batalla final.

Debemos convertirnos en un tsunami patriótico, que se lleve por delante la barrera del atraso, la de la destrucción nacional, de la escasez, la corrupción, la ineficiencia. Una energía solidaria que terminará por derrumbar el muro de influencias impuesto por los Castro, con el fin de encerrarnos y controlarnos.

Salir del marco impuesto es fundamental. Soñar con el país que es posible, creer en nuestra identidad, construir un movimiento de todos y contar con los valiosos recursos humanos que tiene Venezuela, permitirá tomar la senda del triunfo contra la decadencia y la barbarie.

Recuperar un país, su economía, su producción, el derecho a circular sin perder la vida… devolverle la unidad a la nación, es lo que aspiramos todos, ¡debe ser la prioridad!

Otros intereses, los privados o partidistas, necesariamente pasan a un segundo plano.

La estrategia no puede limitarse a la reacción, es necesario prever escenarios, adaptarlos a las circunstancias y a los golpes sucios, de los que no creen en la especificidad de la democracia.

La respuesta implica la acción en diferentes frentes, con profesionales, estrategas, expertos y conocedores. Encontrar maneras de integrar todo esos sectores en la acción opositora es indispensable. Mil cabezas no pueden ser sustituidas por una cúpula.

La caída del régimen no será espontánea, los traidores, las armas, el dinero que manipula y extorsiona, los enchufados y los funcionarios a su servicio están allí para sostenerlo.

La oposición cuenta con una mayoría de venezolanos, preparados, cansados de vivir en crisis, económica, social y política. De sentir el cinismo gubernamental y el irrespeto a sus derechos.

El verdadero poder está en el ciudadano, cansado de enterrar familiares, de no conseguir comida, de sentirse impotente, de ver como desangran al país y de sentir la mano extranjera decidiendo su futuro. 

Llegó la hora de escucharlo, de canalizar la indignación, de retomar la palabra, la que sirve para denunciar, oponerse, estimular la acción y mantener la unidad. La que demuestra valentía, la que representa un camino posible, la que nos devuelve los sueños y que no da concesiones sobre los valores y principios.

Necesaria para el liderazgo que no se rinde, la que está al inicio de una gesta definitiva de libertad.

Excónsul de Venezuela en París

Presidente de Venezuela-Futura, Francia

 

 

 

 

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar