Opinión Nacional

¿Líderes de la Oposición?

Es indudable que después del Knockout que significó el 15 de agosto del año 2004 para la oposición venezolana, esta se sumergió en un letargo muy fuerte y prolongado.

Los líderes de aquella jornada dejaron a varios millones de venezolanos esperando respuestas y pruebas de un fraude. Esa parte de la población de un día para otro quedó huérfana y a la deriva (situación que ya lleva más de año y medio), y sus dirigentes solo aparecieron para las elecciones (que coincidencia) regionales y para las parlamentarias, elecciones en las cuales nuevamente se presentaron desunidos, y solo el clamor popular hizo que se unieran y no acudieran a la última, a pesar de que una gran parte quería salvar sus curules (no hacen sacrificios personales, pero si los exigen al colectivo).

A estos personajes, ¿podemos llamarlos Líderes?, ¿es correcto nombrar a estos señores, “Los Líderes de la Oposición en nuestro país?.

Para ayudar a este análisis, propongo revisar lo que según algunos diccionarios definen como Liderazgo, el cual está conceptualizado como un conjunto de cualidades y capacidades que tendría un individuo en su personalidad que lo calificarían para guiar y ejercer cierto control sobre otros individuos. En ese mismo orden de ideas, existe cierto consenso en torno a que un líder se hace, se forma, se transforma en eso, no nace siendo un líder.

A pesar de que existen personas que puedan tener mayores aptitudes que otras para ser líder, es solo a través de una formación que se llega a alcanzar ese “status”.

Por otra parte, hace unos cuantos años el Harvard Business Review publicó un celebre análisis de los rasgos principales que debería poseer un verdadero líder, estos son: capacidad visionaria, proyectar amor por la actividad que desempeña, transmitir coraje y valor, una gran capacidad de comunicación, saber identificar las oportunidades venciendo el temor a equivocarse y transmitir mucho entusiasmo. Un líder se sacrifica por sus seguidores y lucha junto a ellos, no se esconde ante los problemas.

De todos estos rasgos, ¿existe en la actualidad algún dirigente opositor que cumpla, aunque sea con dos de estas cualidades?, en las marchas que organizaban, y cuándo caían las bombas lacrimógenas o las balas, ¿usted tuvo a alguno de estos líderes a su lado?, ¿esos personajes encabezaban las marchas cuando se llegaba a los sitios “problemáticos”?. Es obvio que la desesperanza que crea entre un grupo de individuos no sentirse defendidos ni identificados con sus dirigentes, hace que el desprecio hacia estos crezca, y más cuando no le ofrecen caminos creíbles.

Es un momento histórico para nuestro país, el mes de diciembre pareciera ser la última oportunidad en la cual la oposición pueda influir en los cambios que se le avecinan al país. Es evidente que esta oposición necesita un relevo, una sacudida, algo que la haga reaccionar y prepararse para la contienda de diciembre.

Es menester el surgimiento de un verdadero liderazgo, un cambio de figuras, porque las actuales ya demostraron que van a seguir sumidos en la ineficiencia. Y al mismo tiempo es necesario presentarse unidos para poder exigir profundos cambios y garantías en su participación, si no sus días estarán contados y el rumbo del país ya decidido.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba