Opinión Nacional

Lina Ron CA

Lina vuelve a roncar en las calles y a tomar la violencia en sus manos reapareciendo detrás de los gases de las bombas lacrimógenas lanzadas contra la sede de un canal televisivo. Cual las mejores suicidas, Ron, escoge los lugares más concurridos o los medios más sintonizados para ser vista o escuchada por la mayor cantidad de personas posible. Por fortuna los medios de comunicación ya están curados de ese mal de ojos de Lina y no le dan mayor cobertura a sus escaramuzas, aunque por ello no deja de constituir una amenaza pública.

Esta oficialista guerrillera urbana nacida en Anaco no se parece siquiera a la legendaria merideña Luz Caraballo (La Loca) inmortalizada por el poeta Andrés Eloy Blanco y la ciudad de Mérida le erigió una estatua en Apartaderos que se ha convertido en una atracción turística. Menos aún se acerca a la heroína francesa Juana de Arco (La Bruja) quien fue canonizada por el Vaticano y hoy es la patrona de los franceses. De allí quizás su frustración y exhibición pública para ser tomada en cuenta por algún transeúnte o por cualquier medio de desinformación del estado.

Lina no se mueve solitariamente como La Loca, ni se conduce heroicamente como La Bruja, sino en comandita y por impulsos primitivos financiados desde el poder y alimentados por una tesis política foránea que en la práctica ha resultado ser un fiasco. De manera tal que la Ron no emula a Juana en su gallardía, ni siquiera a la Caraballo en su demencia, sino que obedece deliberadamente a una orden de arriba y le sirve al régimen de tapa de olla de presión para esconder sus guisos y armar sus trampas con miras a las elecciones del 23 de Nov.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba