Opinión Nacional

Literatura Latinoamericana

En materia de literatura no existe otredad para la creación escrita aborigen; se aduce que fueron etnias sin escritura conocida, la llamada prehistoria les condena. No obstante sólo dos grandes indios de las letras en el período colonial y republicano, echan por la borda dicha segregación: Ignacio Manuel Altamirano (mexicano) y Rubén Darío (nicaragüense). Aunque se debe reconocer que la literatura de modo sistemático aparece con una que otra traducción, género primero que adoptan los colonos y en dicho proceso será Don Andrés Bello; quien cierre la transición entre las colonias y las nacientes repúblicas, con su obra unificadora en materia del idioma: Gramática para uso de los americanos.

La otra fase de la literatura latina vivirá los embates de un costumbrismo, una que otra influencia del realismo francés, el documentalismo balzaciano y el bovarismo de Flaubert. La tríada conformada por José Eustasio Rivera, Ricardo Guiraldes y Rómulo Gallegos, hegemonizaràn las letras de la tierra de fuego entre el moribundo siglo 19 y principios del 20; manteniendo, en el caso de Venezuela, el maestro Gallegos todavía su cátedra, al no existir una escritor que lo haya superado en creces. En esa transición de siglos no se puede negar la existencia del modernismo, donde el Rubén Darío junto a hombres de la talla de un Rufino Blanco Bombona, Vargas Vilas y el cubano José Martì, descuellan en este movimiento literario; que tanta influencia ejercicio en las jóvenes generaciones de nuestras patrias.

El comienzo del siglo veinte tendrá también la influencia del ultraísmo, traído por Jorge Luís Borges de su estancia en España y el aporte del creacionismo del chileno Vicente Huidobro; mas el copismo latino hará escuela con el surrealismo. A pesar de esa realidad no se puede negar el valor agregado de otra tríada, conformada por Alejo Carpentier (cubano), Miguel Ángel Asturias (guatemalteco) y el compatriota Don Arturo Uslar Prieti, con el manifiesto de lo real maravilloso, con influencia suma aun en nuestras letra; la cual se puede sintetizar en la obra creadora del premio Nóbel Gabriel García Márquez.

Desde el llamado boom literario latinoamericano el aporte de nuevos movimientos y obras de estatura sideral en este campo, pareciese dormir el sueño de Blanca Nieve. De seguro que existen buenos y buenas escritoras, pero no se nota un rompimiento definitivo con el pasado; en las obras de los actuales y maduros se visualiza trastienda, por no decir a las claras, la mano del surrealismo y el realismo mágico, adosado ciertas veces con el realismo social. El aporte literario nuestro, pienso que se puede resumir en Andrés Bello, Rómulo Gallegos, Jorge Luís Borges, Gabriel García Márquez y Octavio Paz; es decir, entre lo clásico, el costumbrismo, el metafísico laberinto y lo real maravilloso, con suma del surrealismo. La tarea de los literatos nativos para esta época es superar a los grandes, partiendo de la premisa de que lo nuevo se gesta en lo viejo.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar