Opinión Nacional

Lo que es igual, no es trampa

 “… algo anda mal en Dinamarca; quien no percibe el tufo de la carroña es cómplice del crimen…”

Pedro Duno,1985

Visto que se trata sólo de una sensación esto de la inseguridad, del crimen y de la actividad de los criminales, sean éstos organizados o no, según lo afirman tajante, oficial y públicamente, uno y otro de los voceros de esto que se asume y se autodenomina gobierno en Venezuela.

No podemos menos que acotar algunos detalles frente a los más recientes eventos internacionales acaecidos, el último, en territorio danés.

Pareciera entonces que la “sensación” de inseguridad de los moradores del territorio venezolano, además de ser en sus expresiones materiales sensacionalísima, con nuestra presencia física ha llegado ya a salir de las fronteras para manifestarse en las precisas sensaciones oficiales de la policía tanto en los puntos de entrada fronteriza de uno y otro país, como en los desplazamientos y las relaciones con los naturales del país visitado, y hasta con la agenda oficial o privada frente a los medios de comunicación nacionales e internacionales.

No es casual

No pareciera tratarse de una casualidad sino más bien de causalidad por aquello de que “… todo hecho tiene una causa, de modo que las mismas causas en las mismas condiciones producen los mismos efectos…”.

En esto de la seguridad de un país cualquiera y de un gobierno responsable, especialmente de quienes deben responder ante los ciudadanos por la prevención del crimen, el control de los delincuentes y por el mantenimiento de la paz, frente a ello se asumen los riesgos y sobre todo, se ejecutan las necesarias y pertinentes operaciones materiales de policía. Quedarían luego en manos de los tribunales ordinarios nacionales, frente a cualquiera fuere la queja o demanda de un afectado; son ellos, los tribunales, quienes deberán dirimir, a los ojos del policía, un asunto eminentemente interno.

Nueva York septiembre 2006

Recordemos a tenor del comentario de los hechos recientes en el aeropuerto de Copenhagen, que existe por lo menos un precedente:  “… Retienen al Canciller venezolano en el aeropuerto de Nueva Cork… El Canciller de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, denunció este sábado, que autoridades de los Estados Unidos, lo tuvieron detenido en el aeropuerto de la ciudad de Nueva York, a pesar de contar con pasaporte diplomático. ‘Estuvieron a punto de esposarme y golpearme’, aseguró. La comitiva que acompaña a Hugo Chávez había viajado a la ciudad estadounidense para participar de la Asamblea de la ONU… Maduro indicó que… no permitirían que fuera mancillada la dignidad de la delegación venezolana, así les costara la vida… Maduro y la delegación que lo acompaña, permaneció dos días más en Nueva York, luego de participar en la Asamblea General, cumpliendo con actividades de la agenda de la campaña de Venezuela por ocupar un puesto no permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU…” (Sábado, 230906 http://www.adnmundo.com/contenidos/retienen_canciller_venezolano_nueva_york_23_09_06_pi.html)

Copenhagen diciembre 2009

Aún cuando la agencia de noticias venezolana luego que registra el evento lo anula y deja en blanco la información, sin embargo es capturado y permanece en el registro de Google: “… ABN / Policía danesa impide cumplimiento de la agenda de Chávez en … 16 Dic 2009 … Policía danesa impide cumplimiento de la agenda de Chávez en Copenhagen… Al mismo tiempo, y marcando la pauta de que la Cumbre está lejos de… brindar en la sede de la Cumbre, la comitiva presidencial canceló la reunión… Corbacho explicó que Venezuela había presentado una propuesta al Grupo…” www.abn.info.ve/noticia.php?articulo=212200&lee=16

Queda ratificado en otras informaciones de la prensa diaria venezolana: “… La policía revisó y demoró por 45 minutos las valijas del presidente Hugo Chávez a su llegada a Copenhague, donde se celebra la Cumbre sobre el Cambio Climático…”.

Precisa la información de El Universal además, una segunda y una tercera acción de la policía danesa frente a la prevista agenda de Chávez: “… Mientras un grupo de dirigentes sindicales y políticos esperaban al Presidente en el sindicato de Trabajadores de la Construcción, la policía detuvo la caravana presidencial argumentando que las rutas estaban cortadas por supuestos incidentes, y que debían esperar, ya que esa ruta no había sido anunciada con anticipación… larga espera, y tras el incidente en el aeropuerto, y el aplazamiento sucesivo de la conferencia de prensa que iba a brindar en la sede de la Cumbre, la comitiva presidencial canceló la reunión…” (http://www.eluniversal.com/2009/12/17/pol_art_presidente-cercado-p_1699735.shtml)

Sin embargo

Frente a los eventos donde con precisión fueron desconocidas, abandonadas u olvidadas –fuere por las autoridades de inmigración norteamericanas fuere por su equivalente danés– algunas costumbres y normas en cuanto al tratamiento debido por el país anfitrión a los representantes oficiales de otro país, no recordamos haber visto una reacción consistente del gobierno venezolano frente a uno y otro evento y en la ocasión del tratamiento brindado a miembros de la comitiva oficial venezolana presidida por Hugo Chávez Frías.

Si bien en el caso norteamericano, pudiere ser alegada una reacción subalterna luego de las expresiones de azufre y diablo dirigidas en contra del presidente George Bush; en el reciente caso danés no parecieran existir justificantes equivalentes para ese tipo de reacción subalterna.

A menos que, otras fueren las causas que determinaron una reacción consistente y continuada de las autoridades y efectivos de la policía danesas, no ya en la ocasión de la entrada al país de la delegación oficial venezolana, sino también en cuanto a los desplazamientos en la ciudad y al resto de la agenda oficial prevista para la visita de Hugo Chávez Frías a ese país.

Más claro, no canta un gallo

No uno sino tres expresiones de voluntad política oficial danesa quedaron evidenciadas: a) 45 minutos de espera mientras son revisados los equipajes de los integrantes de la delegación venezolana; b) retención en la ruta de desplazamiento a una conferencia prevista frente a obreros de la construcción que habrían sido convocados a tal acto político; c) aplazamiento sucesivo de la rueda de prensa prevista.

¿Por qué se le revisa el equipaje a toda la delegación venezolana?; ¿por qué se le impide la reunión con los obreros?; ¿por que se le bloquea la rueda de prensa?

Antecedentes

La policía danesa, como cualquiera otra policía profesional en cualquier país, tiene archivos y una somera consulta basta para preparar una pautada por reglamentos: “Operación de Policía”

a) Las experiencia de la ingerencia directa de la política internacional de Hugo Chávez Frías en Argentina, Nicaragua, Bolivia, Ecuador y más recientemente en Honduras;

b) el tránsito y manejo directo e indiscriminado por Hugo Chávez Frías de fondos líquidos en moneda fuertes;

c) el emplazamiento de Venezuela como país “transitante” en el negocio clandestino de la cocaína y de armas, explosivos y municiones;

d) las evidenciadas relaciones y acuerdos con grupos alzados en armas (FARC, ELN);

e) las amplias relaciones con países donde se alimentan, entrenan, pertrechan y dirigen a grupos terroristas internacionales.

Quien no respeta

En el pasado resultaba de muy elevado riesgo cualquiera fuere la relación oficial de un Estado occidental con el dictador Idi Amín Dada, y riesgos de ese calibre no están dispuestos a asumir algunos gobiernos, menos aún, quienes tienen en sus manos la responsabilidad por cumplir y hacer cumplir las leyes de su país.

Leyes que para quienes no respetan ni las convenciones ni los acuerdos internacionales, ni las decisiones de la Corte Interamericana de Justicia, que en su práctica son letra muerta, y no significan en sus extremos comedimiento o freno alguno.

Menos aún significan para quien públicamente impone sumisión absoluta de los poderes públicos a un único, omnipresente y omnipotente poder, el suyo propio, y ordena de viva voz la destitución y la detención de jueces por no someterse a su voluntad imperial.

Por si fuera poco lo conocido

Seis días antes del arribo de la delegación venezolana al Aeropuerto Internacional de Copenhagen–Roskilde, la policía danesa por simple rutina tiene acceso entonces a informaciones ecuatorianas y de ellas, las referidas a la entrega del Informe Final de la Comisión de la Verdad y Transparencia o Comisión de Angostura:

“… en el Fuerte Tiuna, la principal instalación militar de Caracas… Allí, guerrilleros de las Farc habrían dirigido entrenamientos de los participantes en el primer Congreso de la Coordinadora Continental Bolivariana (CCB)… en el primer congreso, entre el 10 y el 11 de agosto del 2005 en Caracas, se definió un modelo de trabajo que se reprodujo en el encuentro en Ecuador, a comienzos del 2008… el jefe guerrillero ‘Iván Márquez’ tiene una oficina, desde la que dirige la Coordinadora… . Isa Conde y el político venezolano Amílcar Figueroa… fueron enviados desde Venezuela para coordinar el capítulo Ecuador’ de la CCB y se reunieron con el ministro Gustavo Larrea…” (http://www.eltiempo.com/colombia/justicia/ARTICULO-WEB PLANTILLA_NOTA_INTERIOR-6800377.html)

Además citan en el mismo informe detalles vinculantes del asunto Ecuador con Venezuela: “… Gustavo Larrea… De profesión investigador social y ex ministro de Seguridad Interna y Externa [de Ecuador]… se reunió con Raúl Reyes… y… para ello viajó en un avión cedido por Venezuela…” (http://www.semana.com/noticias-nacion/verdad-del-bombardeo/132602.aspx)

Tratamiento policial

Posiblemente entonces, frente a los hechos e informaciones consolidadas y difundidas por distintas fuentes oficiales, oficiosas y medios de comunicación, y frente a los potenciales riesgos derivados, se imponen por sobre las consideraciones diplomáticas frente a los representantes de un determinado país, las propias y muy necesarias frente a la seguridad interna, y las pertinentes a ser brindadas al resto de los integrantes de las delegaciones asistentes a la Cumbre sobre el Cambio Climático organizada por la ONU.

Lo policial sustituye a lo diplomático

Diplomático no pero si policial, y por tanto, sin temor a error o exageraciones, pareciera que, para la policía danesa en el caso comentado que nos ocupa, se impuso aquel viejo decir popular venezolano: Lo que es igual, no es trampa

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba