Opinión Nacional

Lógica de los Planes Conspirativos

Los acuciosos y afanados organismos de seguridad del Estado están informando del nuevo ‘Plan Conspirativo’ que está en marcha, cuyo punto álgido gira en torno a la fecha de salida del aire de la señal de RCTV. Aportan como evidencia el desabastecimiento de productos alimenticios, la campaña mediática nacional e internacional de crítica a la medida de no renovación de esa señal televisiva, la detención de personal militar por presunta distribución de volantes críticos al gobierno y las bombas detonadas en sedes gubernamentales y diplomáticas. Señalan como ‘autores intelectuales’ a factores del ‘imperialismo norteamericano’ y como ejecutores a grupos económicos y de la oposición política venezolana.

Estas denuncias que se hacen cada cierto tiempo –sobre todo cuando el grupo gobernante presenta conflictos internos y sus políticas evidencian desaciertos y fracasos- presentan una lógica ya conocida. En primer término, siempre son contradictorias con respecto a lo que refleja la realidad e incluso en relación a lo que expresan otros voceros gubernamentales –v. gr. algunos dicen que hay pleno abastecimiento alimentario pero otros personeros señalan que si hay un desabastecimiento premeditado generado por grupos oligárquicos-. En definitiva uno se pregunta hay ó no desabastecimiento, para saber el avance de la conspiración.

Como lo que si no hay es autocrítica gubernamental, el alto gobierno no puede reconocer que el prolongado control de precios y del bolívar –en un contexto de incremento de costos laborales y de los insumos importados por las empresas- está afectando las inversiones productivas y ha mermado la producción nacional, en especial de alimentos. Al aumentar la demanda de la población se ha generado escasez, que no ha podido ser atendida ni con importaciones por el retardo en la entrega de las divisas en los primeros meses del año. Frente a este negativo saldo de sus decisiones quienes diseñan las políticas no tienen más explicación que apelar al expediente conspirativo.

En segundo lugar, no se reconoce el derecho a la protesta popular –en este caso por lo de RCTV- sino que se la descalifica y criminaliza. Incluso si una parte significativa de la población defiende su derecho a ver el canal que desee, se le desconoce tal derecho para sancionar políticamente al grupo económico propietario del canal. Toda la población que se opone a la medida está manipulada por el imperialismo y forma parte –sin saberlo- de una conspiración internacional. Si ud. se opone al gobierno o a alguna de sus decisiones, lo más seguro es que esté alineado con lo más oscuro de la reacción internacional y hasta ahora lo desconozca. El derecho a disentir y a expresarlo –bajo esta lógica- nunca será legítimo por que es manipulado por el imperio norteamericano y por los ‘grupos oligárquicos’, por tanto será irremediablemente reprimido para evitar que prospere la conspiración en marcha.

Un tercer elemento de la “lógica conspirativista” es que el Plan Conspirativo no ha cesado desde hace años, siempre está ‘montado’. En tiempos electorales anunciando el retiro de las candidaturas; en otros tiempos, con la colocación de bombas por explosivistas que parecieran ‘posar’ para que los fotografíen y con militares ‘muy discretos’ que se colocan en la entrada de Fuerte Tiuna a repartir volantes subversivos contra el Comandante en Jefe. Por ello, las evidencias de la conspiración nunca son fehacientemente mostradas a la población; siempre están rodeadas de una oscuridad que se autocomprueba con el golpe del 11 de Abril como la gran y eterna prueba de que cualquier oposición al gobierno nunca será legítima ni democrática.

Lo que si puede comprobarse es que la verdadera conspiración en marcha –por las contradicciones y reacciones que produce- se inició con las decisiones del Comandante en Jefe anunciadas a comienzos de año. Se levantaron públicamente los aliados del PCV, PODEMOS y el PPT contra su autodisolución generando un conflicto hasta ahora irresoluble; se aprieta el torniquete de la presión a empleados públicos y población popular para que se inscriban forzosamente en el PUSV por su escasa disposición a afiliarse a un partido sin programa ni estatutos; se mantienen ocultas las propuestas de ‘Reforma Constitucional’ y se posterga su presentación pública por la previsión de rechazo de la mayoría de la población a la reelección presidencial indefinida.

¡Ahí parece estar la verdadera conspiración, la que está se está generando progresivamente entre quienes venían apoyando el ‘proceso’, ven cómo se liquidan los espacios democráticos en el país y comienzan a levantar sus voces y distanciamientos!

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba