Opinión Nacional

Loronalidad

Loronalidad es a Loro, como Personalidad es a Persona. Y esa íntima; e individual característica, es también cierta para el resto de las criaturas animales que existen en el planeta ubicado en la tercera órbita alrededor del Sol (la Tierra)—especialmente si esos animales son el producto de una relación sexual, porque la reproducción sexual, produce individuos genéticamente únicos; sin duplicado, que no se parecen biológicamente a ningún otro animal de su propia especie.

En consecuencia; para sólo mencionar a unas pocas de las especies con las que los seres humanos estamos más familiarizados, también es apropiado hablar de perronalidad, gatonalidad, tucusitonalidad, tortuganalidad, morrocoynalidad, mapanarenalidad, cochinonalidad, gallinanalidad, tigrenalidad, leonalidad, burronalidad, caballonalidad; etc., etc.

Y reconocer esa verdad, es muy importante para una humanidad que ya lleva unos 600 siglos explicando al Universo, a nuestro planeta y a la Naturaleza, en términos obsesivamente antropocéntricos (ubicando al ser humano—muy; pero muy equivocadamente—como el centro y patrón por el cual es medido todo lo que existe en el Universo).

Cualquiera que haya tenido dos mascotas de la misma especie—dos perros, dos gatos, o dos loros; por ejemplo, debe haber notado inevitablemente que cada uno de sus dos perros, gatos o loros, poseía una diferente actitud hacia el ambiente en el cual existía—es decir en su relación con sus dueños humanos, con sus alimentos, con el lugar donde habitaban, y con su comportamiento diario ante cualquier estímulo visual, olfativo, táctil, auditivo y gustativo.

Y esas diferentes actitudes y comportamientos, viene del hecho de que los perros nacieron para ser perros; los gatos nacieron para ser gatos; y los loros nacieron para ser loros; y toda otra criatura animal viva, nació para ser lo que es—y los seres humanos llevan ya unos 600 siglos empeñados en lograr que esas criaturas tan distintas a nosotros se comporten como seres humanos: es decir, exigiéndoles algo imposible.

Afortunadamente; desde 1958, cuando Rachel Carson, publicó su libro; Silent Spring , (Primavera Silenciosa), en el cual argumentó que si el ser humano seguía contaminando el ambiente mediante el uso masivo de todo tipo de pesticidas y otras sustancias químicas, destinadas a proteger y aumentar el rendimiento de las cosechas de vegetales y la cría de animales destinadas al consumo humano, llegaría el momento en que todas las aves canoras se habrían extinguido, produciendo primaveras en las cuales no sería posible escuchar más el armonioso canto de esas aves—esto dio origen al nacimiento de una nueva ciencia: la ecología, que nos ha permito entender mejor a la naturaleza; en la cual, el ser humano no es ni el centro, ni el patrón, ni mucho menos la cúspide, sino una criatura más de las miríadas que existen en la maraña biológica, donde toda criatura está relacionada con toda otra—y para que los humanos puedan seguir existiendo, deben obligatoriamente seguir existiendo también, todas las demás criaturas.

La humanidad ha dado abundantes pasos hacia delante desde la publicación de Silent Spring, como lo demuestra el cambio de las jaulas con barras metálicas de los zoológicos por amplios ambientes que imitan el habitat natural de las especies que son mantenidas en cautiverio con propósitos de enseñanza y de otras metas científicas; así como la aprobación en algunos países del mundo de leyes contra el maltrato a los animales—es oportuno pues; que ya comencemos a dejar de cerrar los ojos ante el innegable hecho, de que así como cada ser humano es poseedor de una personalidad que le es única, toda otra criatura animal es poseedora de una similar característica natural, que es también única a su individualidad dentro de su propia especie.

Los loros no tienen personalidad, sino loronalidad, y sienten y padecen—desde su punto de vista en la naturaleza—en la misma forma en que los seres humanos; sienten y padecen desde su punto de vista en la misma y única Naturaleza que existe en la Tierra.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba