Opinión Nacional

Los 3 mandamientos

Pero además de carpintero era “maestro de la Ley”, o sea maestro bíblico. Así le llamaban: “Rabbí”; es decir un rabino judío, aunque sus colegas le desdeñaban porque como carpintero de Galilea no asistió a las escuelas rabínicas acreditadas de la capital, Jerusalén. No obstante enseñaba la Ley judía, o sea el Antiguo Testamento de nuestra Biblia, y que hasta hoy los judíos llaman por el acróstico “Tanaj” vale decir: “La Ley, los profetas y los salmos” en palabras del mismo Jesús (Lc 24:44 y concordantes).

Jesús no vino a “abrogar la Ley, sino a cumplirla” (Mt 5:17). Pero la Ley comprende mandatos de tres clases: religiosos o de culto; morales o éticos; y civiles o políticos. No pocos pertenecen a más de una de ellas. Y son numerosos; entre todos, los maestros judíos sumaron 613 preceptos, de los cuales hay 365 mandatos positivos y 248 negativos o prohibiciones … uno por cada día del año más uno por cada parte del cuerpo. Porque eran para todo el tiempo de la vida humana, y para todos sus aspectos, individuales y sociales. Los “10 Mandamientos” (Éx 34:28 y Dt 10:4) son sólo un resumen.

¿Cuáles de todos estos preceptos Jesús enseñó y mandó a sus discípulos enseñar? Pues todos. A los mandatos religiosos dio cumplimiento mediante su vida, sacrificio y muerte; y por eso ya no necesitamos observarlos nosotros, porque “todo está consumado” (cumplido: Jn 19:30). A los preceptos éticos del Antiguo Testamento Jesús no nos invitó a contrariar sino a hacer aún más elevados y exigentes, en la segunda parte del “Sermón del Monte” (Mt 5:17 a 48). ¿Y los mandatos civiles o políticos? “La Biblia no habla de política” dicen muchos cristianos; pero al parecer no la han leído completa: hay más de 60 textos -pasajes, capítulos y libros enteros- que hablan del tema, al menos 40 en el Antiguo Testamento y 20 en el Nuevo.

Toda la enseñanza política del Antiguo se resume en pocas palabras: los Gobiernos deben ser limitados, y sus tres legítimas funciones son la defensa, la justicia y las obras públicas; no más. Y el Nuevo confirma plenamente este principio. Jesús lo resume así en los Evangelios sinópticos -Mt 20:25-26; Mr 10:42-43 y Lc 22-25-26-: “Quienes son tenidos por gobernantes de las naciones se enseñorean sobre ellas, se arrogan sobre ellas potestades, y se hacen llamar bienhechores. Mas entre vosotros no será así”.

Expreso y claro mandamiento. Veamos lo que significan sus expresiones. “Enseñorear” es “avasallar”, significa hacer vasallos de los súbditos, y por ende cobrar derechos de vasallaje o señorío. Por eso hablando de impuestos, el Maestro Jesús dice “Al César lo que es del César” (Mt 22:21; Mr 12:17 y Lc 20:25), lo cual implica: “Ni un centavo más”. O sea: no más dinero de lo estrictamente necesario para el cumplimiento de sus funciones. “Arrogarse potestades” es conferirse poderes y atribuciones que tampoco corresponden a sus funciones; y “hacerse llamar bienhechores” es engañar. Porque si los gobernantes nos extraen por la fuerza dinero en demasía -y no sólo con impuestos, sino también con inflación, deuda y confiscaciones-, y además se confieren a sí mismos derechos impropios sobre nosotros, ¡es una burla que se hagan llamar “bienhechores”!

De manera que Jesús habló aquí de puros temas políticos: impuestos, regulaciones, y “Welfare State”. Y nos dejó al respecto tres mandamientos:

1. No se dejen robar por los Gobiernos.

2. No se dejen someter por los Gobiernos.

3. No se dejen engañar por los Gobiernos.

En síntesis: No se dejen abusar por los Gobiernos.

¿En las Iglesias cristianas no conocen estos mandamientos de Cristo? Pues entonces no se aprendieron bien las lecciones del Carpintero.

Maestro Bíblico

(%=Link(«http://www.rumbopropio.org.ve»,»rumbopropio.org.ve»)%)

/

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba