Opinión Nacional

Los Aponte Aponte

Su confesión, detalla cada uno de los pasos que se dieron para condenar a los comisarios y policías metropolitanos y señala los nombres de los fiscales y jueces que aceptaron cumplir la orden del difunto Chávez.

Esta es la clase de mediocres que pululan en el poder, quienes se mantienen en sus puestos en la medida que cumplen con las ordenes que la Habana trasmite a través de los dirigentes del régimen. Una pequeña banda que se intercambian cargos, porque no quieren soltar “el coroto” que le brinda tantos beneficios personales.

Todos son personas de confianza, se les permite que se enriquezcan, sobre todo si con ello pueden ser sobornables, pero son desechados como como papel higiénico usado, cuando se convierten en una molestia.

Existe el que termina por alejarse decepcionado con una falsa revolución o porque no acepta conductas alejadas de la ética y de la legalidad, esos son acusados de vendidos y traidores. A partir de ese día, su vida será objeto de una constante persecución.

Conducta típica de los regímenes autoritarios, muy preocupados en conseguir fidelidad a ultranza, armas, apoyos internacionales, milicias extranjeras, para defender su permanencia en el poder y poder conservar el puesto que les permita seguir “chupando”, hasta que el país aguante.

Mientras el mundo avanza y naciones como México, Brasil, La India, Perú, Costa Rica, Chile salen adelante, Venezuela se hunde en un caos económico. Con escasez de productos básicos, sin inversión, con empresas destruidas y expropiadas, con un sistema público de salud derrumbado y a punto de destruir al sector privado para terminar de acabar con todo.

Con unas Universidades asediadas, con el objetivo de destruirlas y así controlar cualquier idea de progreso personal que no sea controlado desde Cuba.

Todo en una época en que hemos contado con el mayor ingreso nacional, en manos de un gobierno que no ha sido capaz de invertir en progreso, ni científico, social o económico.

Jamás ha sido ese el objetivo, por eso decenas de Aponte Aponte, ocupan los cargos públicos, al servicio del partido único y del heredero designado.

Hoy en día tenemos un país deshumanizado, donde la vida no vale nada, porque aquí se gobierna para un sector que está enriqueciéndose, mientras un pueblo languidece a la espera de las promesas incumplidas y los sueños destruidos con las mentiras y el cinismo oficial.

Cuando un país está en manos de ineficientes, de corruptos y de mediocres, la agresividad, la arbitrariedad y los atropellos están a la orden del día. El orden jurídico pierde su hegemonía y desaparece la democracia, con ella se van nuestra libertad y nuestros derechos.

Una Nación en esas condiciones va perdiendo su “alma” y poco a poco dejamos de ser seres humanos, para convertirnos en fichas de un proceso.

La violencia en Venezuela no nació con este gobierno, pero 14 años de Chávez y su ineficiente sucesor, han convertido la inseguridad en un modo de vida. Auspiciada desde las alturas del poder, fue justificada públicamente como una reivindicación social, haciendo un llamado a la parte menos civilizada del hombre, el odio y la venganza.

En este gobierno de mediocres ninguna empresa del estado funciona. La Corporación Venezolana de Guayana y el Ministerio de Industrias en vez de trabajar por su rentabilidad, se encuentran sumergidos en las luchas políticas internas del PSUV. La anarquía política maximiza las dificultades de producción, las pérdidas económicas, aumenta las deudas y permite la violación de los derechos laborales básicos.

Sidor se encuentra a un 35% de su capacidad, Venalum produce al 24% de su capacidad, en Alcasa la situación es similar. Bauxilum, tanto en extracción de bauxita como en producción no alcanza los niveles del año pasado que ya estaban 40% por debajo de lo normal.

Carbonorca se encuentra prácticamente paralizada y Ferrominera depende de dos empresas contratistas privadas. Así van también los servicios públicos, muchos Aponte Aponte dirigiendo en nombre de la revolución.

En la Venezuela actual nada se investiga, a cada escandalo le sigue una respuesta cínica, que implica: lo hago porque me da la gana, porque estamos en el gobierno y usamos el poder para violar la ley. Los organismos de control nacional, la Asamblea Nacional, Fiscalía o Contraloría, solo se activan cuando se trata de perseguir a un miembro de la oposición unitaria, aunque no existan elementos que permitan enjuiciarlos.

Sentencias internacionales, denuncias sobre la libertad de expresión, de perseguidos políticos y de organismos de derechos humanos, son ignoradas con la mayor cara dura.

La ignorancia se ha sentado en la silla presidencial, desde ella tenemos 14 años arrastrando a Venezuela hacia atrás, la involución es patente, el país se cae a pedazos por la incapacidad, no producimos nada y se acaban las divisas necesarias a la importación de los productos.

Pasamos de crédito en crédito y de deuda en deuda, estirando una arruga que pronto se romperá y con ella el caos, una situación que explotará en medio de una violencia, que será sometida con las balas gubernamentales.

No contamos con un gobierno de los más capaces, sino de los más rapaces, dispuestos a todo para completar su revancha.

Necesitamos de un pueblo cada vez más consciente de lo que sucede, que asuma su responsabilidad, un venezolano formado, que comprende que con promesas, neveras o ayudas no se construye un país.

Necesitamos un ciudadano preocupado por el futuro de sus hijos, por garantizarles la vida y un trabajo serio y decente. Un pueblo consciente que el trabajo lo tenemos que realizar todos unidos y que entiende que el mañana depende de nosotros.

Un pueblo que defienda su soberanía frente al castrista invasor, que busque la luz en la fe, la educación y el conocimiento. Consciente que no habrá mediocres ni Apontes Apontes que puedan detenernos, cuando digamos ¡Basta!

 

Ex Cónsul de Venezuela en Paris

Presidente de Venezuela-Futura, Francia

 

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba