Opinión Nacional

Los autogoles

El escenario político venezolano se ha movido muchísimo durante los últimos meses. Ya no es confiable tomar como referencia los resultados de las elecciones anteriores para hacer proyecciones acerca de lo que ocurrirá en las elecciones parlamentarias del 26 de Septiembre de 2010.
Todos los estudios de opinión recientes revelan que estas elecciones serán plebiscitarias: se votará a favor o en contra de la gestión del presidente Hugo Chávez. Será un choque de trenes entre los dos grandes bloques que polarizan el escenario político venezolano.

El Bloque de Hugo Chávez

Todos los estudios (especialmente los cualitativos) registran un alto descontento en el pueblo chavista. Este ya no asiste como antes a las marchas, ni a los mítines, ni a las mesas electorales (internas y externas). Perdieron el entusiasmo y el impulso. Eso tiene muy estresado a Hugo Chávez. Todas las noches le sale el espanto de la abstención de quienes hasta ayer le seguían con pasión y confianza, la misma abstención que le hizo perder en 2008.
Cada día, el poder chavista se reduce a una inmensa burocracia gubernamental, de dirigentes asalariados. Cada quien tiene un interés material que defender. El PSUV ya es un partido anquilosado, petrificado, sumiso. La abstención ha sido muy alta en los últimos procesos internos ¡Cómo les ha costado mover a la gente a las urnas! Se hacen trampas entre ellos mismos. No hay discusiones duras (como corresponde a los buenos revolucionarios) sino complacientes con el jefe del gobierno. El respeto y admiración de antes ha venido degenerando en miedo, en terror al Comandante. El destino político del PSUV ya no está atado a una propuesta de cambio sino al destino personal de un caudillo. Es decir, es un partido de patas cortas en la historia.
Los electores descontentos (incluidos los chavistas) ya perciben la necesidad de un contrapeso al excesivo poder de Hugo Chávez.  Tanto poder-dicen-, más que beneficios, les ha hecho mucho daño al gobierno y al propio presidente Chávez.  El gobierno no funciona y no hay nadie que lo controle.
Definitivamente, el gobierno de Hugo Chávez ya luce extenuado, dominado por una burocracia gubernamental pesada, lenta, incompetente y corrupta que no conduce a ningún lado.
Los venezolanos en general están cansados de la confrontación. Los chavistas descubrieron que fue tiempo perdido y que no resolvió nada. Ya buscan la reconciliación y la unidad del país. Rechazan mayoritariamente la tesis propiciada por Hugo Chávez de la lucha de clases, del comunismo, del socialismo, de las expropiaciones y de las agresiones a la propiedad privada. Más de la mitad de los chavistas no creen en el socialismo.
Pero el factor que más pesa en la derrota de Hugo Chávez son sus 10 largos años en el poder. El desgaste no perdona. Los pueblos se cansan hasta de los buenos gobiernos, y Hugo Chávez no escapa a esta fatalidad electoral que rige en todo el planeta, especialmente porque además no ha tenido un buen gobierno. Todos los electores, es decir, todas las personas somos inconformes por naturaleza humana, tenemos una conexión especial con los cambios, con la esperanza de obtener siempre algo mejor.

El Bloque de la Unidad

Para la mayoría de los electores, llegó la hora de darle un giro a la situación del país. Es decir, le llegó la hora a la oposición. Hay condiciones para que el Bloque de la Unidad se quede con más de 100 diputados en el país. Ese es el escenario político-electoral que tenemos en mano.
Ahora bien, eso no significa que la oposición tenga ganadas las elecciones. Todo depende de cómo maneje sus estrategias, de cómo se organice, de cuánta integración interna logre. La pelea no será fácil. El adversario viene con un juego duro y sucio.
Para ganar, los opositores deben comprender que en esta batalla electoral plebiscitaria la vedette será el Bloque de la Unidad como un todo, y no los candidatos y los partidos en particular. Por eso, deben impulsar con firmeza el voto “entubado”. Es fundamental convencer a los electores de la necesidad de votar por todos los candidatos del Bloque de la Unidad, sin excepción, aun por aquellos que no nos gustan, o con quienes hemos tenido pasados desencuentros, o por quienes pudieran ser nuestros futuros competidores. Es la única manera de ganar. Es la única manera de frenar el avance totalitario en Venezuela.
Hay que evitar las campañas individuales o excesivamente grupales. Lamentablemente, existen quienes quieren llegar de un solo tranco al 2012 sin pasar por el 2010. Pero, malas noticias: no habrá 2012 sin 2010. Perder el foco será mortal. Si Chávez gana las elecciones como resultado de los autogoles de la oposición, la Asamblea Nacional chavista seguirá dando “legitimidad” a la ruta hacia el totalitarismo, donde, por cierto, no habrá espacio para nuevos gobernadores y alcaldes ¿Es muy difícil comprenderlo?
Para que el Bloque de la Unidad gane debe incluir, sin celos subalternos, sin pases de factura impertinentes, sin arrogancia, sin sectarismo, al mayor número de personas que quieran aportar a la campaña electoral. Hay que integrar con sabiduría a la diversidad. La dispersión de recursos humanos y materiales será la premonición del autogol. Hay que dejarse ayudar. Y hay que trabajar sin protagonismos. No hay aliados pequeños. Todos son importantes. Todos los votos tienen el mismo peso a la hora del conteo, y serán decisivos en una disputa tan reñida como la que habrá en Bolívar.
Finalmente, esta batalla electoral será esencialmente de trincheras, de casa por casa, de recia organización. Mucha organización. Hay que enfocarse en ello y rápidamente. El tiempo es muy corto. El que organice mejor a sus activistas y a sus electores cautivos, y logre que éstos voten, ese será el bloque ganador.
Hoy, las fortalezas de Chávez están correlacionadas, como nunca antes, a las debilidades de la oposición. Ojalá no pasemos de la “unidad perfecta” al autogol perfecto.  

// <![CDATA[// <![CDATA[
var prefix = 'mailto:';
var suffix = '';
var attribs = '';
var path = 'hr' + 'ef' + '=';
var addy61345 = 'seguias1' + '@';
addy61345 = addy61345 + 'gmail' + '.' + 'com';
document.write( '‘ );
document.write( addy61345 );
document.write( ‘
‘ );
// ]]>
 
// <![CDATA[// <![CDATA[
document.write( '‘ );
// ]]>
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla
// <![CDATA[// <![CDATA[
document.write( '’ );
// ]]>

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba